En el 2021 el panorama del Sistema del Ahorro para el Retiro es muy positivo ya que después de mucho años de estar insistiendo en una reforma para mejorar las condiciones y pensiones de los trabajadores en México ésta se logró, comentó María de las Nieves Lanzagorta, vicepresidenta de vinculación de Amafore.

“Que se haya logrado esta reforma en diciembre pasado es una gran noticia para el sistema y para los mexicanos, creemos que hay un fortalecimiento importante en las cuotas, en el sistema, en la certidumbre que tendremos hacia el retiro y en la calidad de vida que tendremos en el retiro, creo que las noticias son buenas”, comentó en entrevista a El Economista.

Aunque aún hay cuestiones por atender, la entrevistada mencionó que con la nueva ley se mantiene una sostenibilidad a un sistema de pensiones fiscalmente responsable. Además se da más el control a los trabajadores sobre su ahorro.

Esta reforma de ley cambió la aportación a la cuenta de la administradora de fondos para el retiro (afore) de 6.5 a 15% del Salario Base de Cotización (que irá incrementando gradualmente de aquí al 2031).

Para lograrlo, la aportación patronal aumentará de 5.15 a 13.875%, mientras que la aportación del trabajador se mantendrá en 1.125 por ciento.

“Creemos que hay un fortalecimiento importante en las cuotas del sistema, esto da certidumbre hacia el retiro, además, de la calidad de vida que tendremos en el retiro, son noticias buenas”, aseguró la directiva de Amafore.

Recientemente, el Banco Interamericano de Desarrollo aseguró que México cuenta con uno de los sistemas de pensiones basados en cuentas individuales más adelantados en América Latina, como consecuencia de la reforma al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) que busca generar mejores condiciones de vida de los adultos mayores.

Informalidad

Un reto que el sistema del ahorro tiene que encarar es la informalidad laboral y de acuerdo con Nieves Lanzagorta existe una posibilidad de crear nuevos esquemas de ahorro, incentivos o programas, que contribuyan a que más trabajadores puedan ahorrar y por lo tanto tener una mejor pensión.

En el quinto mes del año, la ocupación informal ascendió a 30.5 millones y situó la tasa en 55.5%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Principalmente lo que hay que atender es la parte de la cobertura que no es una responsabilidad directa del sistema, pero como sabemos en México y en América Latina el tema de la informalidad laboral es serio (...) la gran mayoría de los trabajadores están en el mercado informal y no cotizan. Al no hacerlo están en un nivel distinto de acceso al sistema de pensiones”, agregó la funcionaria de la Amafore.

Incluir más mujeres

Otro tema que ocupa a la Amofore es que más mujeres se acerquen al sistema del ahorro para retiro, por ello ya se está trabajando en un estudio para afrontar este tema.

“Un tema importante es el de las mujeres. Tenemos identificado, y estamos trabajando en un estudio profundo sobre cómo incluir a más mujeres. En el mercado laboral la informalidad es mayor para las mujeres ya que tendemos a tener trabajos más informales con ingresos que no están considerados dentro de la economía formal, (...) estamos buscando esquemas que puedan incluir a más personas”, dijo Nieves Lanzagorta.

santiago.renteria@eleconomista.mx