En México existen más de 20 millones de viviendas propias que podrían ser el mercado potencial de hipotecas inversas; sin embargo, aún no existen instituciones autorizadas para ofertar este producto.

De acuerdo con el estudio Situación Inmobiliaria México , realizado por BBVA Bancomer, este esquema ayuda a elevar el monto de pensión (tasa de remplazo) que las personas esperan recibir al momento de su retiro laboral.

La tasa de remplazo sin hipoteca inversa se estima en 37% y con este esquema podría elevarse a 82 por ciento.

El documento indica que son necesarias adecuaciones a la regulación de las instituciones bancarias y de seguros, empresas que en otros países ya ofertan este producto, pero que en México no tienen esta autorización.

Recaredo Arias Jiménez, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, explicó que este año las hipotecas inversas se encuentran dentro de la agenda del sector.

Comentó que durante el 2014 evaluarán qué regulaciones se requieren para que las aseguradoras oferten este producto, enfocándose en una primera etapa en el mercado de vivienda residencial.

Cabe destacar que aunque las instituciones financieras adecuen sus normativas para operar el esquema de hipotecas reversibles, se necesita que las entidades federativas también realicen actualizaciones a sus códigos civiles o financieros.

Arias Jiménez destacó que algunos estados de la República ya se encuentran en ese proceso. Desde mayo del 2013, se aprobaron en el Estado de México adecuaciones que permiten la oferta de hipotecas inversas.

Este producto consiste en un préstamo no reembolsable, teniendo como garantía un inmueble y permitiendo al propietario habitar en él hasta su fallecimiento; en ese momento, los herederos pueden optar por pagar la vivienda y recuperarla o no hacerlo.

La política de vivienda social en México en los últimos años ha permitido aumentar considerablemente la oferta de viviendas para personas de clase media y asalariados, lo que permitió que incrementara el número de personas con una casa propia, según el estudio de BBVA Bancomer.

Como lo revela la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los Hogares, 82.4% de las personas mayores de 60 años es dueño de su vivienda (...); el valor promedio de la vivienda en México es de 636,163 pesos , destacó el banco.

ytorres@eleconomista.com.mx