Las Sociedades financieras objeto múltiple, (sofomes) propusieron a las autoridades financieras la creación de un sistema de información que genere mayor control y supervisión a este sector, con el cual se puedan generar alertas tempranas, como el que funciona para identificar el nivel de capitalización de los bancos.

De acuerdo con Carlos Rahmane, presidente de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México (Asofom), este sistema se establece con el objetivo de dar al  sector mayor tranquilidad y certeza jurídica para los usuarios e inversionistas, toda vez que no se espera que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) las integre en una ley especial para ellas, como lo han solicitado algunas empresas del sector.

En la Asofom ya estamos muy cerca de terminar de construir un sistema estadístico financiero de todos los afiliados a la Asociación. Posteriormente se lo presentaremos a las autoridades para su revisión y uso, lo que nos permitirá tener mayor acceso al fondeo bursátil al transparentar nuestras finanzas, además de clarificar cuáles son los subsectores económicos o las sofomes con problemas específicos , dijo Rahmane.

A la fecha, la Asofom suma 160 socios; es una de las dos asociaciones que representan a las sofomes, junto con la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas. Al mes de abril del 2011, la banca comercial en México reportó un saldo de créditos directos a los intermediarios financieros no bancarios por 73,100 millones de pesos, lo que representó un incremento de 27.9% con respecto al mismo mes del 2010, mientras que en marzo de este año se registró un decremento de 8.2% anualizado en la cartera.

En el mes de marzo varias sofomes se pronunciaron en favor de una regulación especial para el sector, ya que la mayor parte de las instituciones no están siendo supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, debido a que la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito indica que dicha supervisión sólo aplica para aquellas empresas que pertenecen a un grupo financiero, lo que no permite tener confianza de los mercados para la captación de financiamiento.

Por su parte, la SHCP fijó su postura sobre el tema y expuso que el sector ya se encuentra regulado por la Condusef, por el Banco de México y por la misma Secretaría a través del SAT, por lo que una nueva normatividad podría llevar a una sobrerregulación del sector, afectando su operación.

Para el Presidente de la Asofom, la supervisión que realiza la Condusef y otras dependencias hacia las sofomes que no pertenecen a un grupo financiero es suficiente; sin embargo, no deja de lado el revisar la propuesta de una nueva ley para las entidades financieras especializadas.

El sector no está sin regulación, existen varias autoridades que nos supervisan, pero primero hay que saber cómo están las finanzas de las empresas y de este punto partir para evaluar una propuesta, lo que sí no podemos tener es una regulación de un banco, porque no lo somos , manifestó Rahmane. La intención de la Asociación es que todas las sofomes puedan aportar información al nuevo sistema estadístico, sean o no socias, para que se puedan generar alertas tempranas de empresas de todo el sector, ya sea para nivel de capitalización, cartera vencida y liquidez.

[email protected]