HSBC México quiere ganar más terreno en el mercado de consumo y para ello tiene una meta de alcanzar 6 millones de clientes individuales (no empresas) hacia el 2021.

Hoy tiene cerca de 5 millones que, de acuerdo con Juan Parma, director general adjunto de banca de consumo y patrimonial, representa 10% de la población bancarizada del país.

Este banco de origen británico lanzó este jueves su programa HSBC Stilo que incluye dos planes de productos y servicios bancarios para cada estilo de vida, ya sean jóvenes independientes o familias.

A decir del directivo, para lograr esa meta se sumarán alrededor de 250,000 clientes nuevos de estos segmentos cada año. Sólo con HSBC Stilo pretenden agregar cerca de 20,000 clientes mensuales.

“Creo que vamos a poder aumentar nuestro ritmo de adquisición y traer clientes al banco a un ritmo más acelerado. Nuestra base de clientes total está casi en 5 millones de clientes, individuos, que es más o menos 10% de los 50 millones bancarizados en México y con este lanzamiento esperamos seguir creciendo la base de clientes que tenemos aquí”, expuso.

Compromiso con el país

El directivo de HSBC destacó que el lanzamiento de este nuevo producto, en la coyuntura actual, demuestra el compromiso de este banco británico con el país, el cual, enfatizó, es un mercado estratégico para el grupo.

“México es un país absolutamente prioritario para la estrategia de HSBC y nuestra estrategia de largo plazo en México no va a cambiar por las coyunturas de corto plazo (...) vamos a seguir trabajando en México junto a los mexicanos. Creemos que las oportunidades de crecimiento son muy importantes, creemos que es un mercado que tiene un enorme potencial y estamos preparados para trabajar junto a nuestros clientes”, dijo.

Pese a desaceleración, créditos siguen creciendo

Juan Parma reconoció que, en el primer semestre del 2018, ha habido una desaceleración de crecimiento de los préstamos de la banca al consumo, pero que éstos siguen creciendo a un ritmo de 8% nominal en el sector, lo cual, dijo, no está mal.

“No es que estemos en una retracción ni nominal ni real, en nominal seguimos claramente con un crecimiento de 8%, que otras economías del mundo pagarían por tenerlo”, explicó.

Detalló que la desaceleración en el crédito al consumo podría obedecer a cierto grado de incertidumbre en la confianza del consumidor. “Ha habido una desaceleración, pero desaceleración no quiere decir dejar de crecer”.

En cuanto al nuevo programa de HSBC Stilo, el directivo explicó que se da en respuesta a la demanda de sus clientes, que quieren productos más ad hoc a sus necesidades.

“Estamos revolucionando la oferta tradicional de la banca, escuchando a nuestros clientes y haciéndola mucho más personal. Un joven soltero tiene necesidades financieras diferentes a las de un jefe o jefa de familia, con personas a las que cuidar. Con HSBC Stilo, vamos a darles la atención y asesoría que requieren, los productos y servicios que necesitan y beneficios únicos de acuerdo con su estilo de vida”, expuso.

[email protected]