La agencia calificadora Fitch Ratings cambió a Estable la perspectiva de calificación que tiene sobre México, al haberse reducido los riesgos sobre el desempeño económico y la deuda pública.

En un comunicado, economistas de la agencia explicaron que ha disminuido el riesgo de un escenario disruptivo en la competitividad de las exportaciones o en el flujo de remesas , que en caso contrario habría afectado al crecimiento.

Tras el anuncio de Fitch, la Secretaría de Hacienda destacó que es la segunda agencia calificadora que mejora la perspectiva de riesgo soberano de México en menos de tres semanas.

Aseguró que con este cambio se concluye favorablemente el ciclo de revisiones de las principales calificadoras de riesgo a nivel global que habían anunciado para la economía nacional ante los choques que enfrentó en los últimos años .

Por su parte Fitch argumentó a favor de este cambio en la perspectiva que la posición de Estados Unidos acerca del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se ha moderado .

La economía ha probado su resiliencia a precios bajos del petróleo y al riesgo de políticas proteccionistas por parte de Estados Unidos , consignaron.

Las autoridades mexicanas han demostrado capacidad para navegar estos cambios, lo que ha quedado evidenciado con el avance en la consolidación fiscal.

La calificación BBB+ de México está respaldada por la diversificada base económica del país y un historial de políticas económicas disciplinadas que han anclado la estabilidad macroeconómica, que mantienen contenidos los desequilibrios .

Estas fortalezas hacen contrapeso a las restricciones de calificación de México que incluyen su crecimiento económico históricamente moderado, debilidades estructurales en sus finanzas públicas por la baja generación de ingresos y la alta dependencia de ingresos petroleros, la poco profunda penetración de crédito y debilidades institucionales destacadas por la alta incidencia de violencia relacionada con las drogas y la corrupción , precisaron.

La perspectiva de la calificación para México en Fitch previa al anuncio fue Negativa durante ocho meses, desde diciembre del 2016 hasta el 2 de agosto, periodo que coincide con el inicio de la administración de ?Donald Trump.

Una perspectiva Negativa significa que hay una de tres probabilidades de que la nota soberana sufra un recorte.

Deuda, con menos presión

Para Fitch, el rápido aumento que había sufrido la deuda pública, en particular desde el 2011, había sido un factor de preocupación.

En el comunicado, explicaron que las autoridades continúan dirigiendo sus esfuerzos a la consolidación fiscal .

Destacaron que la reciente apreciación del peso, de 16% anual, según las cuentas de Goldman Sachs, será otro factor favorable para mantener la deuda en tendencia a la baja.

No obstante, Fitch enfatiza que México se enfrenta a una limitada flexibilidad fiscal para hacer frente a los choques externos, puesto que aumentó la carga de su deuda y hay modestos ahorros fiscales .

Según las métricas de la agencia, el gobierno sobrepasará su objetivo fiscal en el 2017, gracias a las importantes utilidades transferidas por el Banco de México.

Se refiere al histórico remanente de operación que entregó el banco central a la Secretaría de Hacienda correspondiente al ejercicio fiscal 2016, un traspaso de 321,653 millones de pesos, equivalente a 1.6 puntos del PIB.

Estos recursos que recibió Hacienda conforme lo marca la ley, resultado de la utilidad neta que dejó al Banxico la operación de sus activos y el impacto positivo de la depreciación cambiaria en los mismos, favoreció que el sector público lograra por primera vez en casi una década un superávit.

Fitch acota que las autoridades mexicanas advirtieron que la consolidación fiscal será consistente también el año entrante, principalmente por los ajustes de gasto adicionales que pretende aplicar.

A fin de mes, el titular de la Unidad de Planeación Económica de Hacienda, Luis Madrazo, aseguró que el Paquete Económico del 2018 también incluirá un recorte al gasto programado, ajuste que el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, había anticipado aproximado de 0.4% del PIB.

Los analistas de la agencia destacaron que es posible que la nueva administración tenga que ejecutar nuevas medidas para enfrentar las presiones de gasto como son las pensiones, mayores pagos de intereses y reducir la presión sobre el pago de capital.

Clima político con impacto económico

En el análisis consignaron que el clima político podría presionar con fuerza conforme se aproximen las elecciones del 2018.

Sin embargo, enfatizaron que Fitch no espera una gran desviación en el rumbo de las políticas económicas bajo un nuevo gobierno dados los controles y equilibrios institucionales que tiene el país .

En esta etapa aún temprana para el ciclo político, aseveraron, la elección del 2018 se puede anticipar altamente competitiva. Prevemos un incremento de la incertidumbre relacionado con el ciclo de las elecciones que podría generar vientos en contra para los inversionistas, con efecto en el crecimiento del año próximo .

Además, consignan que podría presentarse un bloqueo legislativo después de las elecciones, si es que el partido gobernante no alcanza la mayoría en el Congreso.

[email protected]