La propuesta de que la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) tenga mayores facultades sobre cómo y en qué van a invertir las afores es una buena noticia para el sector, consideró Mauricio Alarcón, director general de Afore Coppel.

“Es una muy buena noticia. La Consar tenía cierta limitante en el régimen de inversión y ahora lo que va a tener es mayor margen de maniobra para poder decidir los porcentajes de inversión en cada clase de activos”, dijo en entrevista.

Actualmente, las afores tienen establecidos ciertos límites para invertir en diferentes instrumentos; por ejemplo, en valores extranjeros tienen un límite de 20% y en renta variable puede ser entre 10 y 45%; mientras que en deuda emitida por el gobierno federal pueden invertir hasta 100% de sus recursos.

Lo que hará el regulador es definir en qué activos van a aumentar o disminuir el porcentaje, es decir, si pueden invertir más en inversión extranjera o bien reducir el porcentaje en deuda de gobierno.

“Esperamos que aumente 20% de inversión extranjera, debido a que se busca fortalecer e incrementar el régimen de inversión al cual podamos acceder para mejorar rendimientos”, expuso Alarcón.

Mencionó que tener más opciones de inversión no sólo beneficiará a los trabajadores en los rendimientos que otorgue la afore, sino también se favorecerá a los proyectos de infraestructura que se puedan hacer con el dinero que administran los fondos de ahorro para el retiro.

Préstamos de valores, una buena oportunidad

Alarcón destacó que el préstamo de valores es uno de los principales beneficios que tendrán con la flexibilización del régimen de inversión de las afores, pues actualmente una sociedad especializada en fondos para el retiro no puede pactar operaciones que representen más de 5% de sus activos.

El préstamo de valores es una operación utilizada para generar rendimientos adicionales a un portafolio de inversión, de acuerdo con información de la Asociación Mexicana de Afores.

Dicha operación puede efectuarse a través de instrumentos de deuda o acciones y consiste en un acuerdo contractual entre dos partes, en el cual el prestamista se compromete a ceder temporalmente la posición en un instrumento al prestatario a cambio de un premio económico.

El directivo de la afore detalló que los valores no dejan de ser propiedad del prestamista (afore), por lo que, al término del contrato, el prestatario deberá devolver éstos o algún instrumento de la misma especie.

“Si tengo acciones en las que estoy invirtiendo e involucro a un tercero, le doy un préstamo de valor de esas acciones y obtengo una ganancia por habérselo prestado”.

Comisión con base en rendimiento

Alarcón indicó que uno de los temas que más se han platicado con el equipo económico de Hacienda y con el nuevo presidente de la Consar, Abraham Everardo Vela Dib, es el cobro de una comisión con base en el rendimiento que den las afores.

“Va a haber una nueva comisión que va a ser adicional a la que se está cobrando actualmente, la cual va a estar basada en el rendimiento que den las afores. Será como un premio, el cual dependerá del portafolio de inversiones y del rendimiento”, detalló.

Coppel cobra una comisión de 1.04% sobre saldo, una de las más altas y que está por arriba del promedio de 0.98 por ciento.

De acuerdo con los últimos datos de la Consar, en un periodo de cinco años, Coppel es la segunda afore con el mejor rendimiento de 7.12%, por arriba del promedio de las 10 afores que conforman el mercado y que registraron un rendimiento de 5.62 por ciento.

[email protected]