Pese a la nueva prórroga –hasta el 2014- que el Congreso de la Unión autorizó en diciembre pasado para que las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) que no se han regularizado lo hagan, autoridades del sector siguen hasta ahora con el mismo ritmo de trabajo.

El Fondo de Supervisión Auxiliar de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Protección a sus Ahorradores (Focoop), que es el ente encargado, entre otras cosas, de evaluar a las cooperativas antes de enviar sus expedientes ya dictaminados a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para su autorización o no, había recibido a diciembre anterior 153 expedientes de igual número de cooperativas para su revisión.

De éstos, informó que ya envió dictaminados a la comisión bancaria 62, y espera que en el presente mes pueda mandar a la autoridad regulatoria otros 40, por lo que sólo quedarían 51 expedientes pendientes. Se prevé que para el mes de enero, se envíen a la CNBV otros 40 expedientes, pues se tienen trabajos muy avanzados en la mayoría de los que están revisándose por parte del Comité de Supervisión Auxiliar .

Al cierre del 2012, había más de 600 socaps registradas, de las cuales 70 ya estaban debidamente autorizadas por la CNBV; 280 eran de nivel básico, es decir, contaban con activos inferiores a los 2.5 millones de Udis y por lo tanto no necesitaban autorización para operar, y más de 150 seguían en evaluación. Entre estas últimas se encontraban precisamente los expedientes referidos.

Previo a que la CNBV les autorice o no a las cooperativas seguir con sus operaciones, el Focoop debe revisar los expedientes de las socaps interesadas, con el fin de determinar si son o no viables para seguir con el trámite ante el ente regulatorio. El Focoop informó que a diciembre del 2012, el fondo de protección de las cooperativas de ahorro y préstamo autorizadas ascendía a los 523 millones 626,017 pesos, suma conformada tanto por aportaciones de las propias socaps como del gobierno federal.

[email protected]