La cuarentena derivada de la pandemia del Covid-19 ha motivado a que usuarios del sistema financiero aumenten sus transacciones a través de la banca digital y en HSBC México no es la excepción.

De acuerdo con el banco, de mayo del 2019 a mayo del 2020 el número de clientes digitales pasó de 1.8 millones a 2.6 millones, un crecimiento de 41% en el periodo.

El aumento fue impulsado principalmente por los clientes que usan sus dispositivos móviles a través de su App HSBC México, que en este mismo periodo repuntó 55%, totalizando 2.1 millones de clientes.

Lo anterior significa que en ese periodo poco más de 800,000 clientes comenzaron a utilizar servicios bancarios digitales del banco y trasladaron operaciones que antes realizaban en sucursales o a través de otros canales.

HSBC destacó que la incorporación de más usuarios a las plataformas digitales propició que el volumen de interacción a través de estos canales creciera 70% al cierre de mayo pasado, en comparación con el mismo mes del 2019.

Lo anterior significa que sólo de enero a mayo de 2020, se realizaron 1,138 millones de transacciones a través de los canales digitales, esto es, tanto por la banca por internet como móvil.

El confinamiento propiciado por la contingencia sanitaria impulsó de forma más acelerada la adopción de los servicios digitales bancarios, sobre todo de la banca móvil”, indicó Juan Carlos Espinosa, director de banca digital e innovación de HSBC México.

El banco precisó que, en general, las transacciones más comunes que realizan los usuarios de las plataformas digitales son las no financieras, en el siguiente orden: consulta de saldo y movimientos de sus cuentas, préstamos y tarjetas. Ahora bien, de las transacciones monetarias, destacan las transferencias interbancarias (SPEI), pago de tarjeta de créditos, traspasos entre cuentas de ahorro y pagos de otros préstamos.

“Vemos un crecimiento en estas últimas transacciones, que seguramente antes se realizaban a través de sucursales bancarias y cajeros automáticos. Esta adopción de más canales digitales, su mayor utilización por su comodidad y operación a cualquier hora, seguramente representará el inicio de una nueva forma de interactuar con nuestros clientes”, dijo Espinosa, quien explicó que los 2.6 millones de clientes digitales al cierre de mayo representan el 48% de la base total de clientes del banco.

HSBC agregó que, de igual forma, el uso de medios digitales por parte de empresas ha visto también un incremento significativo, y un ejemplo es la acelerada reducción en la emisión de cheques, evolucionando a medios de pago electrónicos para evitar contacto físico y desplazamiento a sucursales.

kg