Cuando realiza compras por Internet una de las mayores preocupaciones que existen tiene que ver con la seguridad de su tarjeta de crédito o débito a la hora de pagar, pero también si el sitio donde adquiere el producto es seguro para llevar a cabo sus compras; en este sentido,la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) implementará un sello digital donde orientará a los compradores en línea sobre si los proveedores cumplen o no con la ley.

“En el segundo semestre de este año, la Profeco estará publicando y poniendo a disposición de los consumidores el sello digital que permitirá distinguir entre proveedores que cumplen con la ley y atienden a nuestro mercado y aquellos que no lo hacen. Este sello digital estará en coordinación con instancias de la Fiscalía General de la República en cuanto delitos cibernéticos”, dijo Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Profeco.

Durante su participación en la conferencia matutina del presidente de México, Sheffield Padilla añadió que actualmente la procuraduría ha revisado a aquellos proveedores que brindan servicios por Internet.

“Vemos que hay distinta calidad en los proveedores del comercio electrónico”, agregó.

De acuerdo con cifras del propio organismo, entre enero y noviembre del 2019, la Profeco registró un total de 1,461 quejas en el rubro de ventas por Internet, con un promedio de conciliación de 74 por ciento.

Vaya a la segura

En línea con lo anterior, la Profeco cuenta con una herramienta que le permitirá supervisar si los sitios de los proveedores que realizan transacciones a través del comercio digital cumplen con las disposiciones contenidas en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Se trata del Monitoreo de Tiendas Virtuales, un portal de la Profeco en el que podrá conocer el comportamiento de las tiendas virtuales en México, tales como saber si la página de la tienda cumple o no con los elementos necesarios para proteger sus derechos como consumidor.

Al día de hoy podrá revisar hasta 946 tiendas virtuales que se encuentran dentro del Monitoreo de la Profeco, con el fin de llevar a cabo compras inteligentes.

Entre otras cosas, además del domicilio físico, número telefónico fijo y demás medios a los que pueda acudir el propio consumidor para presentarle sus reclamaciones o solicitarle aclaraciones, la Profeco revisa de esas tiendas su política o aviso de privacidad, seguridad en datos personales y financieros.

También recaba información sobre formas de pago, condiciones de envío o entrega, y de cancelación, devolución o cambio.

Además de estas medidas, la Profeco recomendó que, al momento de llevar a cabo una compra en línea, lo realice en sitios web conocidos; conocer los métodos de pago; leer la política de privacidad; verificar si enviarán publicidad que no se desea, así como guardar el comprobante que se genere por la compra.

[email protected]