Luego del anuncio de la revocación de la licencia de la sociedad financiera popular (sofipo) Proyecto Coincidir, algunos ahorradores expresaron su temor de que no les sea devuelta la totalidad de su dinero depositado en dicha entidad, pues aseguran que no son contemplados en el proceso de la devolución de sus ahorros.

El pasado lunes se publicó en el Diario Oficial de la Federación la revocación de la licencia para operar como sofipo a Proyecto Coincidir. A la par inició el proceso de la devolución de los recursos a los ahorradores, derivado de la compra de la cartera de esta entidad por parte de Banco Afirme, lo que dio cierta liquidez para comenzar con dicha devolución.

Sin embargo, algunos de los casi 2,000 ahorradores indicaron que no están contemplados en el proceso de la devolución de recursos, pues cuentan con cantidades superiores a 1.2 millones de pesos. Autoridades como directivos de la misma sofipo han explicado que únicamente tendrían acceso al pago del seguro de depósito contemplado para este tipo de intermediarios, que cubre hasta 25,000 Udis por ahorrador; es decir, hasta 155,000 pesos.

“Están diciendo que la cartera de Coincidir no se vendió completa, sólo un pedazo, y están pagando comenzando con los montos menores. Entonces las personas que tenemos más de 1.2 millones de pesos nos estamos quedando fuera del pago, y nos están informando que sólo tendríamos que reclamar el seguro de 25,000 Udis”, comentó Alejandra N, que pidió reservar su apellido para no afectar su situación como ahorradora de esta sofipo, que era supervisada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

De acuerdo con la ahorradora, que asistió a las oficinas de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en León, Guanajuato, la información que fluye por parte de las personas que la han atendido en dicha dependencia es poco clara, pues no le han dado una respuesta concreta a sus dudas.

“No me pudieron resolver (...) no me pudieron decir qué procede con los ahorradores que no están contemplados en el proceso. Me dijeron que me tengo que esperar hasta el 7 de enero”.

Así como Alejandra N, María N, acotó que el pago que prometió la dirección de la sofipo, encabezada por Carlos Obregón, no aplica para todos los ahorradores.

“El pago para los clientes no es para todos, sólo para aquellos cuyo tope de inversión no exceda una cantidad, fijada a capricho. Todos los demás quedamos fuera de esa liquidación y sin posibilidad de demandar a la financiera por la devolución de nuestro ahorro, ya que al dejar de existir la vida jurídica que tenía, no podemos ejercer acción legal pertinente para defendernos y recuperar nuestros recursos”, explicó a este medio María N.

Situación parecida a Ficrea

El presidente del Consejo de Administración de esta sofipo, Carlos Obregón, trató en todo momento de indicar que su situación de falta de liquidez para cumplir los compromisos con sus ahorradores no fue un fraude, como pasó con Ficrea, pues solamente hubo complicaciones para recuperar créditos colocados en el sector agrícola. Para los ahorradores no contemplados en el pago de sus recursos el problema es el mismo.

“Tratamos de obtener un rendimiento mejor de nuestros recursos ahorrados. Pero ahora nos vemos inmersos en la realidad de que de un plumazo no sólo se favorezca impunemente el fraude a clientes de una institución financiera regulada por las autoridades, sino que además se nos coarta el derecho de demandar judicialmente la devolución del producto de toda una vida de trabajo y ahorro”, dijo Alejandra N.

En caso de que a los ahorradores con cantidades mayores a 1.2 millones de pesos no se les contemple en el proceso de devolución de ahorros, tendrían que esperar a que se vendan los activos de la entidad para recuperar parte de su ahorro.