Cinco sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) tienen en alerta a la autoridad, luego de que presentaran niveles de capitalización por debajo de lo requerido por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Según información del mismo órgano regulador a marzo pasado, la mayoría de las 157 socaps autorizadas de las que tiene registro se encuentra en los niveles adecuados; sin embargo, algunas presentan niveles menores, por lo que tienen que tomar medidas para corregir su situación.

De acuerdo con la CNBV, el nivel de capitalización representa la fortaleza financiera de una socap para soportar pérdidas no esperadas por los riesgos en los que incurre.

Las entidades con índices que ya prendieron las alertas son Cooperativa Redfin, que se encuentra en un nivel cuatro, es decir, el más bajo de los establecidos; Cooperativa Renacimiento y Caja Santa Rosa, las cuales tienen un nivel dos, respectivamente, lo que quiere decir que, si bien no incumplen, tienen que implementar medidas correctivas para incrementar su capital.

Asimismo, Caja Popular Río Presidio no arroja información al respecto, pues podría estar inmersa en un programa de reestructura de capital, mientras que Caja Popular Tepeyac Mazatlán tampoco aparece con información al respecto, pero esto obedece a que se fusionó con Caja Popular Oblatos.

La mayoría de las socaps se encuentra en el nivel uno, por lo que no requiere apegarse a un esquema de medidas correctivas.

“A aquellas que sean clasificadas en categoría uno no les serán aplicables medidas correctivas para cuestiones de capitalización”, explica la autoridad.

Medidas correctivas

Según el esquema de alertas tempranas para este sector, que atiende a poco más de 6.3 millones de personas en el país, a partir de la categoría dos de clasificación, la autoridad debe ordenar la aplicación de medidas correctivas “mínimas y especiales” para que restablezcan sus niveles adecuados.

Todas las socaps autorizadas, y por ende supervisadas por la CNBV, deben contar con un nivel de capitalización de 100%; sin embargo, por tener limitadas opciones para aumentar su capital al no emitir acciones o poder solicitar a todos sus socios ahorradores un aumento de aportación del mismo, se insta a estas entidades a que dicho porcentaje sea de 150% para no tener que aplicar una medida correctiva.

Las que se encuentran en categoría uno, que son mayoría, son aquellas que cuentan con un nivel de capitalización igual o mayor a 150%; mientras que las de nivel dos son aquellas cuyo nivel está en el rango de 100 a 150 por ciento.

A partir del nivel tres, es decir, aquellas que tienen un nivel de capitalización entre 50 y 100% ya se pueden considerar en incumplimiento, por lo que las socaps en dicha situación se deben apegar a un esquema de medidas correctivas, entre las que destacan reducir los gastos de administración y promoción, sustituir directivos o reducir su exposición a riesgos de crédito.

Las de nivel cuatro, como Cooperativa Redfin, son aquellas que tienen un nivel de capitalización menor a 50 por ciento. En este caso, la CNBV tendrá que solicitar la remoción del director o gerente general y se tendrán que pegar a esquemas ya sea de salida ordenada, como la fusión, escisión o disolución, u otras que contribuyan a disminuir el riesgo de insolvencia .