A febrero pasado la captación bancaria (depósitos y ahorros) seguía mostrando crecimiento, tal y como ha ocurrido durante la pandemia de Covid-19. De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el saldo de este concepto se ubicó en 6.6 billones de pesos, que representó un incremento real de 5.8% en su comparación anual.

En su comparación con enero del presente año, prácticamente no hubo movimientos.

La CNBV destaca que los depósitos de exigibilidad inmediata son los que siguen con aumentos importantes; mientras que los depósitos a plazo incluso han decrecido.

Participantes del sector han comentado que este incremento, que se ha mantenido prácticamente durante toda la pandemia, obedece a cuestiones precautorias, dado que a lo largo de la contingencia sanitaria, la población ha optado por ahorrar, pero teniendo su dinero disponible para enfrentar cualquier posible situación que se presente.

La propia Asociación de Bancos de México (ABM) ha señalado que esta tendencia tiene que ver con que las personas han privilegiado el dinero a la vista para tener liquidez inmediata a la mano, que seguir invirtiendo a plazos largos hasta en tanto no se aclaren temas como el panorama personal de ingresos y salarios, y la recuperación económica del país.

Con base en los datos de la CNBV, los depósitos de exigibilidad inmediata registraron un saldo a febrero de casi 4.2 billones de pesos, un crecimiento real anual de 15.4%, contribuyendo con 63% del total de la captación. En su comparación con el mes inmediato anterior, el aumento fue de apenas 0.6 por ciento.

En contraparte, los depósitos a plazo del público registraron un saldo de 1.4 billones de pesos, una disminución real anual de 5.6%, aportando el 21.6% del total. Respecto a enero de este año, hubo un crecimiento de 0.4 por ciento.

El resto de la captación bancaria, a febrero, estuvo integrado por el mercado de dinero y títulos de crédito emitidos con un decrecimiento anual de 12%; cuentas globales de captación sin movimientos con un aumento de 10%; y préstamos interbancarios y de otros organismos con una caída de 6.9 por ciento.

En marzo se espera caída: BBVA

Un análisis reciente de BBVA Research, en el que explica que la reducción mensual de la captación (refiriéndose a enero) obedece a factores estacionales, destaca que para marzo se espera una significativa caída de estas tasas de crecimiento, como resultado de un efecto base que pondrá como punto de comparación el elevado saldo de la captación derivado del inicio de la pandemia.

Destaca que la evolución del empleo y la vacunación, serán determinantes para el comportamiento de la captación bancaria. “Sobre todo, en lo que toca a los movimientos de los elevados saldos líquidos que mantienen las personas físicas en el sistema”.

Captación bancaria a febrero

  • Depósitos de exigibilidad inmediata: $4.2 billones
  • Depósitos a plazo del público en general: $1.4 billones

Fuente: CNBV

eduardo.juarez@eleconomista.mx