A pocos meses de que termine el plazo legal con el que cuenta la sociedad cooperativa de ahorro y préstamo (socap) Acremex para apegarse a un proceso de salida ordenada del sistema financiero, mediante la transmisión de sus activos y pasivos a una entidad financiera autorizada, Caja Popular Mexicana (CPM) informó que analiza el rescate de esta organización.

CPM indicó que ha entregado una carta al Fondo para el Fortalecimiento de Socaps y de Apoyo a sus Ahorradores (Fipago), en la cual expresa su interés en participar en el proceso de recuperación de los 30,000 ahorradores afectados por la situación de inviabilidad de Acremex, que provocó que no pudiera ser autorizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

La cooperativa de ahorro y préstamo no se cierra a la oportunidad de analizar posibles rescates, como pudiera ser el caso de la caja popular Acremex; situada en la ciudad de León, Guanajuato , expresó Juan Pablo de León Murillo, vocero nacional de Caja Popular Mexicana.

Con esta intención, Caja Popular Mexicana tendrá acceso, con acompañamiento de personal de Fipago, a información que le permitirá evaluar la situación de los activos y pasivos de Acremex, con la finalidad de determinar si es viable participar en el proceso final de su rescate.

Hace tan sólo algunos meses, Caja Popular Mexicana informaba que se mantenía al margen de la situación de Acremex, que tiene gran tradición en la zona del Bajío, por lo que no estaba dentro de sus planes rescatar a esta socap.

Pese a esto, la autoridad tuvo un acercamiento con Caja Popular Mexicana, con el objetivo de mostrarle con certeza las condiciones que guardan determinadas instituciones que tienen que apegarse a un esquema de salida ordenada del sistema financiero, entre ellas Acremex.

César Zepeda, presidente de la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex), ha explicado que a pesar de que desde noviembre del 2014 los 30,000 ahorradores de Acremex no han podido acceder a la totalidad de sus recursos depositados en esta entidad, el plazo legal para coordinar el proceso de salida ordenada de esta socap vence en mayo del 2016.

Lo deseado era que (el rescate) fuera lo más rápido posible. En términos legales, este proceso de rescate inició en mayo del 2015 y tiene duración de un año, para que se pueda llevar a cabo lo que se llama el trabajo de consolidación , acotó Zepeda, hace algunos meses, en entrevista con este medio. Aunque otras socaps autorizadas habían mostrado interés en el rescate, el consejo de administración de Acremex todavía no ha decidido cuál es la mejor propuesta.

CPM, con experiencia

Caja Popular Mexicana cuenta con experiencia en el rescate de otras socaps, ya que en el 2013, en la península de Yucatán, llevó a cabo un rescate exitoso con las cooperativas Crescencio A. Cruz y Gerardo Green, donde se vieron beneficiadas cerca de 30,000 familias. A casi tres años de ese acontecimiento, muchas de ellas han sido beneficiadas a través de la oferta de productos y servicios que esta entidad financiera les ofrece .

Con esta medida, Caja Popular Mexicana se manifiesta a favor de la estabilidad del sector cooperativo y se apega al principio de cooperación entre cooperativas, a fin de ofrecer el respaldo a los socios afectados y a la economía de sus familias , explicó la socap en un comunicado.

En la actualidad, Caja Popular Mexicana cuenta con 2 millones 54,558 socios.

[email protected]