Ante el entorno en el que se desarrollan muchas comunidades del país, en especial aquellas donde no hay infraestructura de servicios financieros tradicionales, las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) tienen el potencial para crear productos en beneficio de esas localidades, principalmente en temas de remesas y financiamiento a la vivienda, según el director general del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), Virgilio Andrade Martínez.

Ante representantes del sector de las socaps, Andrade Martínez destacó el arraigo que tienen estas instituciones en algunas comunidades del país; sin embargo, para que estas instituciones respondan a las necesidades de la gente, tienen que modernizarse, en especial con ciertos productos.

“El cooperativismo es un valor que debemos siempre preservar y la condición para preservarlo es viendo elementos que se requieren hacia el futuro para poder modernizar y fortalecer este sector a favor de las comunidades”, detalló el funcionario.

Andrade Martínez recordó algunos puntos que dentro del sector se han puesto en la mesa, con el objetivo de que estas instituciones respondan a las necesidades actuales de la población donde se encuentran, por ejemplo, crear productos relacionados al cobro de remesas y de vivienda.

“Un elemento que ha surgido es considerar la necesidad de vincular al sector cooperativo con el desarrollo de vivienda. De acuerdo con el crecimiento de la población, los núcleos urbanos van a requerir armonías y espacios que permitan un mejor desarrollo de vida; la cooperativa puede ser un impulso importante hacia el futuro”, expresó el funcionario, quien añadió que otro reto es destinar mayor financiamiento a actividades productivas.

De acuerdo con las cifras más recientes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) sobre el sector, compuesto por alrededor de 155 entidades, a noviembre del 2017, de la cartera vigente —equivalente a 78,323 millones de pesos—, 82% era por créditos al consumo, 10% préstamos productivos y apenas 7% financiamiento para la vivienda.

Asimismo, el funcionario enfatizó que otro reto de este sector es generar políticas de ahorro enfocadas a la mujer, pues tradicionalmente tienen un mejor cuidado del patrimonio, por lo que es un área de oportunidad crear productos específicos para ellas.

“Se tiene que considerar y valorar lo que la mujer hace por el cuidado patrimonial y, en ese sentido, el fortalecimiento de las políticas de ahorro en las cooperativas dirigido a la mujer y al género constituye un reto interesante en términos de orientación del negocio dentro del sector cooperativo”, expresó Andrade Martínez.

Potencializar remesas

El funcionario pidió a las socaps no descuidar la atención que brindan a sus socios en cuestión de remesas, pues de esto depende el fortalecimiento del vínculo de los migrantes con sus familias, ya que muchas de ellas reciben el dinero obtenido por sus familiares en Estados Unidos sólo en sucursales de las cooperativas.

“El cooperativismo no solamente implica estrechar manos sino también romper barreras (...) y los servicios financieros que provean las socaps en materia de remesas van a permitir fortalecer los vínculos de nuestros connacionales con sus familias en las comunidades donde están presentes”, indicó.

El Bansefi tiene una alianza comercial con 176 intermediarios financieros, muchos de ellos socaps. Esta red permite una cobertura en 935 municipios del país por medio de 2,419 sucursales; sin embargo, del total de las remesas que llegan al país anualmente, sólo 5% se dispersa por dicha red.

El funcionario mencionó que en este contexto también se debe vincular a los jóvenes al entorno cooperativo, con el fin de preservar los valores de este modelo que financieramente atiende a poco más de 6 millones de personas en todo el país.