A casi mes y medio para que los bancos tengan la obligación de registrar la información biométrica de sus clientes, estos siguen avanzado en la instalación de los sistemas respectivos, y la mayoría ya está lista para iniciar el proceso.

Yecaneh Aguado, directora de ventas de Thales México, empresa de tecnología que aquí trabaja con bancos en el tema de biométricos, entre otras cosas, destacó que hay un avance importante de estas instituciones, por lo que no perfila una nueva prórroga en el tema.

“En esta última prórroga que se dio hasta marzo del 2020, vemos que los bancos están más maduros en el tema del conocimiento de la biometría, y muchos han hecho inversiones para poder estar listos”, precisó.

Fue hace un par de años cuando la autoridad financiera estableció que los bancos tendrían que iniciar con el registro de las huellas dactilares (al menos) de sus clientes para combatir con ello los índices de robo de identidad que venían al alza. En una primera instancia la medida entraría en vigor en enero del 2019, pero se dio una prórroga que concluye el 30 de marzo próximo, fecha en la que los bancos deben cumplir ya con esta obligación. En este sentido, Aguado detalló que la mayoría de los bancos ya está lista, aunque el avance depende mucho del tamaño de cada entidad.

“La mayoría de los bancos grandes ya está lista. Muchos bancos medianos están en proceso; seguramente los bancos chicos van a estar cumpliendo al menos con lo básico de la regulación (...) Depende de su infraestructura, nivel de inversión, estrategia digital, cuánto le quieres invertir. Vamos a ver de todo en aras de alcanzar la fecha, pero se están moviendo, la banca está tomándolo en serio”, dice.

Agregó: “Tampoco es algo que los bancos se tomen a la ligera, porque si bien no hay una sanción específica aún el impacto económico al pagar un fraude a un cliente es muy grande”.

Thales, empresa de tecnología de origen francés, ofrece a los bancos la instalación de sistema como lectores de documentos oficiales para su validación, y el resguardo de las bases de datos que los bancos vayan conformando, entre otros servicios.

Retos en su implementación

Donde la directiva de Thales ve algunos retos en la implementación de esta nueva medida por parte de los bancos, es en que el personal bancario tenga claros los procesos de enrolamiento de información biométrica de los clientes.

“(Hay que) cambiarle el chip a la misma gente del banco. El banco puede decir: ‘Yo me monto en la regulación, tengo el equipo y lo implemento’, pero la realidad es que si tu vas a una sucursal bancaria y el gerente y ejecutivo no tienen claro el proceso puede ser un grado de fallas brutal. Entonces, creo que el tema de educación biométrica y de nuevos procesos es clave dentro de los bancos”, aseguró.

Aunado a ello, consideró que los bancos que no se preparen a 100% en este proceso serán los más vulnerables a los ataques de la ciberdelincuencia.

“Al banco que no esté listo con la tecnología le van a llegar todos los defraudadores que no pudieron llegar a los otros bancos, y yo creo que eventualmente la regulación va a evolucionar”, señaló.

Yecaneh Aguado mencionó que esta nueva regulación sí vino a mover toda la estrategia digital de los bancos, pero expresó que la mayoría ya se ha adaptado y está casi lista para su implementación a partir del 30 de marzo próximo.

[email protected]