El banco australiano Westpac pagará una multa de 1,300 millones de dólares australianos (923 millones de dólares estadounidenses, 791 millones de euros) por más de 23 millones de infracciones a la legislación contra el lavado de dinero, anunciaron este jueves la entidad bancaria y los órganos de control.

"Quiero disculparme sinceramente por los errores del banco", declaró el presidente ejecutivo de Westpac, Peter King, al anunciar la multa, una de las más altas en la historia empresarial de Australia.