El sistema de cuentas individuales que manejan las administradoras de fondos para el retiro (afores) es lo que más le conviene al país en materia de pensiones. Sin embargo, se deben reforzar y mejorar diversos aspectos para garantizar una pensión digna a los trabajadores mexicanos, coincidieron diferentes autoridades de gobierno y del sector privado en la Cuarta Convención Nacional de Afores.

Abraham E. Vela Dib, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, destacó que se debe seguir pugnando para corregir las deficiencias del actual sistema desde cuestiones de regulación, supervisión, de operación y sobre todo en la percepción que tienen los mexicanos de las afores.

“Este sistema es el que le conviene a México (...) se requiere de una revisión de fondo de la arquitectura regulatoria y supervisora porque, a mi parecer, es anticuado. La carga regulatoria para las afores se ha convertido en una fuente de ineficiencias y de costos para el sistema”.

Reconoció que, si bien con el nuevo esquema de fondos generacionales, las afores han tenido que hacer grandes esfuerzos para rediseñar sus sistemas de contabilidad, de información, de operación y financiero, también las ha posicionado como referente en Latinoamérica.

“El nuevo esquema de fondos generaciones posiciona a México a la vanguardia en la región. Algunos países como Chile, Colombia y Perú están considerando adoptar los fondos generacionales siguiendo el ejemplo de México”.

 

Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público, comentó que los primeros cambios para reforzar el sistema de afores se hicieron en este primer año de gobierno como reducir las comisiones que cobran las administradoras y mejorar su régimen de inversión.

“Hicimos un acuerdo con las afores para que reduzcan las comisiones a niveles de otros países; la reducción implicará que la pensión del trabajador se incremente 10%, lo que ayudará a mejorar su calidad de vida en la vejez”.

Reconoció que el régimen de inversión está acotado, por lo que se busca flexibilizarlo para que las afores puedan diversificar más sus portafolios a través de los nuevos fondos generacionales.

También, destacó que, para los trabajadores que están dentro de la informalidad laboral, el programa 68 y más significará un apoyo en el sentido de que, aunque no hayan cotizado en el IMSS o ISSSTE, podrán percibir un apoyo económico cuando ya no puedan trabajar.

Elevar edad de retiro debe tener consensos

El secretario de Hacienda comentó que aspectos como elevar la edad de retiro o subir las aportaciones son temas que si bien están quedando pendientes, sí se van a considerar en la agenda del gobierno.

“Para llegar a una solución en estos temas vamos a tener que trabajar con los fondos de pensiones, organismos empresariales y trabajadores (...) No vamos a hacer ninguna medida de éstas si no es consensuada con los trabajadores, va a ser parte de la agenda que estaremos discutiendo en el siguiente año y medio”.

Para el secretario de Hacienda los primeros pasos que se hicieron en materia de comisiones y de inversión en las afores ayudarán a sentar bases para delinear una reforma en pensiones.

En tanto, Bernardo González Rosas, director general de la Asociación Mexicana de Afores, enfatizó que la reforma en pensiones que se haga debe tener como centro y objetivo a los trabajadores.

 

Para ello, expuso, dicha reforma debe considerar cuatro elementos. Primero, un incremento a las aportaciones obligatorias y flexibilizar los requisitos para solicitar una pensión como puede ser el número de semanas de cotización que se solicitan.

Segundo, se deben atender las características actuales del mercado laboral, pues existen muchos hombres y mujeres que salen del sistema formal y dejan de cotizar a su ahorro para el retiro. Y como cuarto punto, indicó que se deben mejorar las condiciones de pensión de los primeros trabajadores que se afiliaron al sistema de afores, así como promover el ahorro voluntario.

Se debe empoderar al trabajador

Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México, consideró que el gremio de las afores no sólo debe cumplir con las regulaciones y sus metas corporativas, sino también debe actuar proactivamente y adoptar las mejores prácticas internacionales para mejorar las condiciones de retiro de millones de trabajadores.

Para el banquero central, el sistema de afores debe promover la movilidad y flexibilidad laboral, así como otorgar a los trabajadores derechos claros y bien definidos sobre sus recursos y también que, tanto trabajadores como empleadores, contribuyan a consolidar el sistema de ahorro para el retiro.

Además, expuso que el sistema debe buscar que los rubros de retiro y vivienda interactúen con flexibilidad y ayuden al trabajador a construir su patrimonio inmobiliario y pensionario.

“Un sistema como el descrito que empodera a los trabajadores no sólo redunda en beneficios para éstos, sino que, al propiciar un ahorro desde esta base, a lo largo del tiempo provee mayores y mejores oportunidades de empleo y de crecimiento económico”.

[email protected]