Las autoridades delimitarían la información que pedirían a aquellos interesados en participar dentro de la categoría de modelos novedosos, que en otros países se conoce como regulatory sandbox, considerado en la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera (Ley Fintech), la cual prevé autorizaciones temporales para esquemas que no sean fondeo colectivo o fondos de pago electrónico.

De acuerdo con uno de los borradores de las disposiciones secundarias en poder de este medio, la información que se requeriría, adicional a la que ya se estima en la ley, estaría relacionada a la inscripción de la persona moral en el registro Público de Comercio, datos para su localización e información de sus accionistas y también se delimitarían las obligaciones para informar al público sobre estos modelos.

“La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) podrá requerir información adicional a las sociedades mercantiles que soliciten autorización para operar modelos novedosos y también llevará un registro de dichas sociedades autorizadas, que será público y cuya difusión se realizará a través de la página electrónica de la comisión en Internet”, se puede leer en el borrador en cuestión.

En la Ley Fintech, promulgada en marzo pasado, se considera el esquema de modelos novedosos, con el cual tanto entidades financieras tradicionales como de tecnología financiera podrán experimentar innovaciones no contempladas en dicha ley, mediante una autorización temporal y una operación limitada, con el fin de conocer cómo regular su actividad en caso de que logren obtener éxito en su innovación.

Ante ello, las disposiciones secundarias de dicha ley, las cuales deben estar publicadas antes del 9 de septiembre próximo, obligarían a las sociedades mercantiles a presentar información con el fin de que la autoridad cuente con “una base de datos confiable, accesible al público en general y que proporcione certeza jurídica sobre las sociedades legalmente autorizadas para operar modelos novedosos”.

Requisitos

En la ley promulgada en marzo pasado, se establece que las entidades que quieran participar con algún modelo novedoso primero tienen que acreditar que su propuesta realmente sea una innovación y tendrán que presentar información de sus estatutos sociales, la descripción de su actividad, los beneficios potenciales para los clientes de su esquema así como la forma en que habrán que resarcir daños y perjuicios, que en su caso genere a sus usuarios.

A través de las disposiciones secundarias, la autoridad busca que las entidades que se apeguen a los modelos novedosos estarían obligadas a presentar información sobre su inscripción en el Registro Público de Comercio, los datos de su domicilio, su registro federal de contribuyentes y su estructura organizacional, entre otros.

Asimismo, por ley, la autoridad estará obligada a presentar información, en su página de Internet, de las entidades a las que les sea aprobado su modelo novedoso. Dicha información sería la razón social de sociedad autorizada, su fecha de constitución, la descripción del modelo, su mercado objetivo y el número máximo de clientes a los que se ofrecerá el producto o servicio que se trate.

“(Se especificará) la ubicación geográfica respectiva y el monto máximo de recursos que podrán recibir de cada cliente así como el monto máximo total que podrán recibir durante la vigencia de la autorización temporal”, se puede leer en el borrador.

De acuerdo con el documento, la CNBV contaría con un plazo de cinco días hábiles, una vez que otorgue la autorización temporal, para realizar la inscripción en el registro que presentará en Internet.

En la ley, se establece que a las sociedades (no reguladas) que busquen operar con un modelo novedoso se les otorgará un plazo no mayor a dos años para implementar su innovación, mientras que para las entidades reguladas la autorización será hasta 1 año, que puede ser prorrogable por única vez por otro año más.

[email protected]