Una de las razones por las que poca gente se pensionará en el 2021 —año en que se cumplirían 24 años de las administradoras de fondos para el retiro (afores)— es porque no alcanzará las 1,250 semanas de cotización que se requieren para solicitar una pensión. Por ello, la afore Principal propone que en la reforma en pensiones que se haga en este sexenio, se permita a los trabajadores hacer aportaciones completarias que puedan equipararse a un número de semanas cotizadas, indicó José Antonio Llaneza, country head de Principal en México.

“La idea es que los trabajadores puedan contribuir de manera voluntaria para juntar esas 1,250 semanas (...) este tipo de mecanismos podría incentivar a los trabajadores a que ahorren más y junten las semanas”, dijo en entrevista y a propósito de los 22 años que cumplen las afores este 1 de julio.

Explicó que la mayoría de los trabajadores no alcanzará las 1,250 semanas, debido a que tienen largos periodos dentro de la informalidad, con lo que dejan de cotizar ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y dejan de hacer aportaciones en su cuenta afore.

En su momento, Carlos Lozano, fundador y director general de Nathal Actuarios y Consultores advirtió que, en el 2021, alrededor de 5 millones de personas que cotizan en el IMSS y tienen una afore no recibirán una pensión no alcanzarán  las semanas de cotización.

Podría ser inequitativo

Gerardo López, abogado y experto en pensiones de la Universidad Panamericana, detalló que las aportaciones que hacen los trabajadores al IMSS no solamente se dirigen al seguro de Retiro, Cesantía en edad avanzada y Vejez (RCV), sino también a seguros que cubren enfermedad y maternidad; riesgo de trabajo; guarderías y prestaciones sociales, y seguro de invalidez y vida.

Entonces, indicó, si las aportaciones complementarias que están proponiendo para lograr las 1,250 semanas de cotización sólo se dirigen al seguro de RCV —rubro donde se da el derecho a la pensión—, los otros rubros quedarán sin sustento, a pesar de que el IMSS estará obligado a brindar dichos servicios.

“Una semana cotizada por el trabajador implica aportaciones a los cinco seguros, si las aportaciones complementarias se hacen sólo a RCV, sería inequitativo para el IMSS porque tendría que dar los servicios que dan los cinco seguros”.

Además, expuso que sería injusto para quienes sí logren sus 1,250 semanas de cotización y que por lo tanto aportaron a los cinco seguros.

López agregó que las aportaciones que se hacen al IMSS son recursos que no sólo sirven para generar un ahorro pensionario, sino también para brindar servicios de salud, que implica mejorar y dar mantenimiento al equipo y herramientas que utiliza el organismo público.

Por ello, enfatizó que, si se buscan hacer aportaciones complementarias para lograr las 1,250 semana de cotización, deben ser a los cinco rubros mencionados.

Reforma integral

El directivo de Principal mencionó que tienen pendiente entregar su propuesta a detalle a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, aunque han tenido acercamientos con el titular de la Unidad de Seguros y Pensiones de la dependencia, Carlos Noriega.

Otra propuesta que presentará la firma internacional especializada en fondos de inversión y pensiones es cómo involucrar al sector de la informalidad al ahorro del retiro de manera eficiente.

Llaneza destacó que, si bien se aprobó en la Cámara de Diputados una reforma a la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, el sistema de pensiones requiere una reforma más profunda e integral.

Desde su perspectiva, dicha reforma debe considerar cuatro elementos esenciales: mejorar los niveles de formalidad laboral; incrementar las aportaciones de 6.5%; fortalecer el ahorro voluntario con incentivos fiscales, y quitar presión a las finanzas públicas por el costo de transición del régimen de 1973.