Ante la intención del gobierno federal de hacer crecer en cuestión de infraestructura al Banco del Bienestar, donde crearía 2,700 nuevas sucursales para llegar a las zonas de más difícil acceso, ésta debe acompañarse de una digitalización con la finalidad de tener una oferta de servicios financieros fortalecida, indicó Heinrich Haasis, presidente de la Sparkassenstiftung für Internationale Kooperation (Fundación de Cajas de Ahorros Alemanas para la Cooperación Internacional).

En conferencia de prensa, Haasis comentó que tanto la infraestructura de una institución como la digitalización que ésta tenga son dos elementos que se deben complementar en beneficio de sus clientes.

“Estamos convencidos de que en la vida de todas las personas hay situaciones donde se requiere tener una persona en el banco en la cual confiamos, si bien hay servicios sencillos que se pueden hacer a través del celular, hay productos y aplicaciones más complicadas para las cuales siempre se va a requerir de la presencia física”, detalló Haasis.

Desde el inicio de esta administración, en diciembre del 2018, el gobierno federal anunció la transformación de lo que ahora se llama el Banco del Bienestar, con el fin de fortalecerlo y así convertirse en el principal dispersor de los programas sociales.

Hace algunas semanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se crearían 2,700 nuevas sucursales de este banco de desarrollo y en esta semana publicó un acuerdo para que las dependencias federales identificaran y seleccionaran los bienes inmuebles que servirán para la instalación de esta infraestructura.

Esta intención del gobierno federal ha sido muy cuestionada, debido a que una tendencia en el mundo financiero es reducir el número de sucursales a cambio de una mayor oferta digital.

Sin embargo, para la Sparkassenstiftung für Internationale Kooperation, no necesariamente se debe tener la idea de  digitalizar 100% los servicios financieros, pues la presencia física siempre es un indicador de confianza entre el cliente y la institución financiera.

“Las sucursales y la digitalización no se excluyen, se tienen que complementar; es una tendencia a nivel mundial que ya no existan tantas personas que van a una sucursal, los negocios bancarios se basan en la confianza”, señaló Haasis.

El discurso de fortalecer al Banco del Bienestar se ha centrado sólo en el aumento de sucursales y hasta el momento sólo se conoce que está en pruebas para implementar su banca móvil.

Ejemplo alemán

Las cajas de ahorro en Alemania tienen una historia de más de 200 años y es uno de los grupos financieros más grandes en Europa, con 385 instituciones que atienden a más de 50 millones de clientes.

En este contexto, Haasis indicó que la experiencia reciente de este tipo de instituciones arroja que es necesaria la presencia de sucursales, junto con la implementación de soluciones digitales, para poder dar el servicio requerido a sus clientes.

“En Alemania, las cajas de ahorro teníamos hace unos años 25,000 sucursales, ahora son 20,000 y en unos años pueden ser 18,000, porque se requiere de estas sucursales si no el modelo de negocio no va a funcionar”.

[email protected]