Por Antonio Gil, presidente del IMEF Grupo Valle de Toluca

El coronavirus continúa impactando directamente a las cadenas de suministro globales, incidiendo totalmente en una baja actividad comercial y de servicios, lo cual puede significar un año de desempeño económico negativo para los países, incluido México.

En este sentido y reconociendo este nuevo panorama global, que repercute directamente en la perspectiva de desempeño de nuestro país, es necesario que nuestras autoridades implementen medidas sanitarias que controlen y eviten una propagación de mayores consecuencias.

Leer en Revista IMEF