Condiciones climáticas adversas provocaron que un vuelo comercial en el que viajaba el presidente Andrés Manuel López Obrador no pudiera aterrizar en el primer intento en el aeropuerto de Tepic, Nayarit.

Como es usual, el presidente tomó esta mañana un vuelo comercial en el aeropuerto de la Ciudad de México para dirigirse a Tepic, para conmemorar el centenario luctuoso del poeta Amado Nervo. 

El presidente viajaba con su esposa, Beatriz Gutiérrez, y además de ciudadanos, lo acompañaba periodistas de la fuente presidencial.

La compañía Volaris informó que al intentar descender en el aeropuerto de Tepic, el capitán de la aeronave notó vientos cruzados, por lo que inició el ascenso, lo cual provocó movimientos del avión que a su vez generaron sustos entre los pasajeros.

La compañía aérea dijo que esta situación es un procedimiento normal de los pilotos cuando notan este tipo de condiciones climáticas. Destacó que luego del incidente, el piloto realizó nuevamente la aproximación al aeropuerto de Tepic y logró el descenso de forma normal.

Tras esta situación, el presidente Andrés Manuel López Obrador descendió de forma habitual del avión, y se dirigió a la sede del Congreso de Nayarit, donde encabezó el evento por el centenario luctuoso del poeta Amado Nervo. El Presidente tiene previsto tomar nuevamente un vuelo comercial que lo conduzca a la Ciudad de México.

[email protected]