El tema migratorio se ha convertido en uno de los temas más importantes a tratar en la agenda mundial por lo que el embajador de Turquía en México, Tahsin Timur Söylemez, se manifestó a favor de compartir experiencias para abordar este fenómeno.

“El fenómeno migratorio es una realidad y un tema importante por lo que necesitamos compartir experiencias”, manifestó en rueda de prensa.

Pese a que el acuerdo de readmisión de migrantes y refugiados, firmado el 18 de marzo del 2016 entre la Unión Europea y Turquía no es en su totalidad perfecto y ha sido un tema sensible, el diplomático destacó que es un mecanismo con el cual se ha conseguido reducir el número de refugiados.

“Se ha logrado reducir el número de personas que trata de cruzar ilegalmente a la Unión Europea, esto fue un acuerdo muy sensible pero es un mensaje a las comunidades de migrantes que no arriesguen su vida para cruzar de manera ilegal a otros países”, dijo Tahsin Timur Söylemez.

Asimismo, opinó que la política migratoria de México con un enfoque humanitario es una buena manera para brindar mejores resultados, además de fomentar la cooperación para hacer frente a una problemática que afecta a todos.

“Se debe ayudar a las personas que huyen de la inseguridad y la violencia si no se les provee ayuda estos problemas tarde o temprano afectarán, en nuestra experiencia con la UE los muros no aseguran que las personas dejen de insistir en regresar tenemos que encontrar la manera de cómo tratar con las personas”.

 

Y agregó: “Creer que se puede evitar y eliminar la migración es absolutamente tonto, lo que se tiene que hacer es trabajar en la regulación bajo un enfoque humanitario”, dijo.

Combatiendo el terrorismo

A tres años del fallido golpe de Estado del 15 de julio en Turquía atribuido a la miembros de la Organización Terrorista Fetullahista (FETO) liderada por el predicador Fethullah Gülen, autoexiliado en Pensilvania, Estados Unidos, el gobierno turco mantiene la lucha contra el terrorismo.

El embajador turco recordó que hay evidencias de que la organización tiene células infiltradas en varios países, incluyendo México, en busca de derrocar al gobierno de Recep Tayin Erdogan.

Aunque en México no es tan amplia la presencia de infiltrados de Gülen a diferencia de otros países como Estados Unidos, ambos gobiernos cooperan en investigaciones pues en México se han identificado operaciones de este grupo en una escuela en la Ciudad de México, así como en un centro de cultura en Guadalajara.

“Trabajamos con el gobierno mexicano la cooperación va por buen camino. Mantenemos conversaciones y consultas para que puedan ser investigados los casos”, concluyó.