Tres soldados murieron y otros tres resultaron heridos en una emboscada en Guerrero, informó el Ejército mexicano el miércoles.

El ataque se produjo en el municipio de Coyuca de Catalán, donde los soldados respondieron a una denuncia anónima de que había hombres armados en la zona, de acuerdo con el comunicado militar.

El martes, las autoridades hallaron el cadáver del alcalde de Coyuca de Catalán entre esa localidad y Altamirano. Había tomado licencia para presentarse como candidato a la legislatura estatal. En principio no había indicios de que los incidentes estuvieran relacionados.

La zona cerca del límite con Michoacán ha sido por mucho tiempo una de las más violentas del país debido a las plantaciones de amapola, de la cual se extrae el opio, y la presencia de pandillas de narcos.