La aplicación de hemodiálisis con medicamento contaminado provocó la muerte de un segundo paciente en el Hospital Regional de Petróleos Mexicanos (Pemex) ubicado en Villahermosa, Tabasco.

Al respecto, Pemex señaló a través de un comunicado que el segundo caso “se integró a la carpeta de investigación FED/TAB/VHS/0000272/2020 contra quién o quiénes resulten responsables, para deslindar las responsabilidades que correspondan”. Hasta ayer había 42 personas bajo seguimiento médico; 22 de ellos se atienden de manera ambulatoria, 20 permanecen hospitalizados, cuatro de ellos se encuentran en terapia intensiva.

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que ya se investiga la aplicación de heparina sódica, el medicamento contaminado, en dicho hospital regional de Pemex.

Tras el primer fallecimiento, el pasado 29 de febrero, y denuncias sobre reacciones adversas en pacientes que habían recibido hemodiálisis, autoridades médicas ordenaron retirar el lote C18E881 de heparina sódica, que según se informó, tenía fecha de caducidad hasta enero del 2021.

Pemex, por su parte, ha responsabilizado al proveedor del fármaco de haber entregado un lote infectado con una bacteria. Sin dar el nombre de la empresa, aseguró que notificó a la Secretaría de Salud y a las autoridades sanitarias sobre los casos para iniciar una carpeta de investigación.

La Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios anunció que investiga el medicamento contaminado con visitas de seguimiento al hospital de Tabasco.

Se indicó que la heparina sódica es un anticoagulante que se utiliza en dosis específicas por tener un alto grado de peligrosidad, mismo que, aunado al desarrollo bacteriano que se formó en el lote, generó en los pacientes condiciones que ponen en peligro la vida de cada uno, por lo que, según el análisis realizado al medicamento, éste se encontraba contaminado al momento de suministrarlo.

Pemex también informó que el reporte del laboratorio clínico “revela el desarrollo bacteriano de klebsiella spp en los cultivos de la heparina contaminada.

“Los hemocultivos de los pacientes han sido positivos a la misma bacteria”, indicó la empresa paraestatal.

Se aseveró que “todos los pacientes tienen garantizado el suministro de sesiones de hemodiálisis para lo cual médicos y autoridades del hospital regional supervisarán que se realicen en condiciones adecuadas y el servicio sea integral”.

Por último, la petrolera nacional hizo un llamado, en el comunicado que emitió, a la sociedad y a la comunidad petrolera para evitar rumores que a su juicio dañan a la empresa y a sus trabajadores. En su conferencia diaria en Palacio Nacional, el mandatario mexicano consideró que lo sucedido en Tabasco  responde a la subrogación de servicios.

“Estamos buscando que esto mejore, que sean de calidad los medicamentos, los servicios y que no haya subrogación, que no se privatice”, agregó López Obrador durante su conferencia matutina. (Con información de Notimex)

[email protected]