A una semana de la realización de los comicios en México el número de aspirantes a un puesto público asesinados llegó a 48, informó la consultora Etellekt.

De acuerdo con su informe: Indicador de Violencia Política en México 2018, con corte a este lunes 25 de junio, las muertes de políticos incluyendo a los candidatos y precandidatos desde que dio inicio el proceso electoral en México (8 de septiembre) ascendieron a las 130.

La cifras de los asesinatos incluye el atentado en contra del candidato de Morena a una diputación local en Oaxaca, Emigdio López Avendaño suscitado por la tarde de este lunes.

De acuerdo con una publicación en sus redes sociales del candidato a senador por el mismo partido, Salomón Jara Cruz, Lopez Avedaño fue emboscado y asesinado junto a otros cuatro compañeros en los límites de San Vicente Coatlán en la entidad sureña.

La consultora indicó que hasta ahora de los 48 precandidatos y candidatos asesinados 37 buscaban un puesto municipal, 10 diputaciones locales y uno más una diputación federal.

Guerrero se mantiene de lejos como la entidad que registra mayor número de asesinatos de aspirantes a puestos de elección popular con 14, le siguen Michoacán, Oaxaca y Puebla, con cinco cada entidad y en tercer lugar se ubican Estado de México y Jalisco con cuatro cada uno.

Por partidos políticos, son los candidatos del PRI con 14 asesinatos los de mayor afectación, le sigue el PRD con 10 asesinatos de candidatos y precandidatos y Morena se posiciona como tercero con siete. 

En cuarto y quinto lugar se ubicaron el PAN y Movimiento Ciudadano con seis y cinco asesinatos de sus aspirantes a cargos públicos.     

hector.molina@eleconomista.mx