Con el argumento de que cuenta con un amparo judicial, el PRI utilizó su mayoría en la Sección Instructora de la Cámara de Diputados para impedir que se emitiera un dictamen de desafuero del diputado federal priista Antonio Tarek Abdalá Saad, a quien la Fiscalía de Veracruz acusa del desvío de 23,156 millones de pesos, cuando fue tesorero en la gestión del exgobernador Javier Duarte.

Debido a que el 4 de mayo fenece el tiempo legal para determinar el desafuero de Abdalá Saad, el diputado Omar Ortega (PRD) sentenció: sin la voluntad del PRI de poner un dictamen, esto se va al limbo, esto va al sueño de los justos, viva la impunidad .

El presidente de la Sección Instructora, Ricardo Ramírez Nieto (PRI), decidió no presentar un dictamen, al argumentar que estaba impedido debido a que Antonio Tarek Abdalá cuenta desde diciembre del 2016 con un amparo.

Acusó al fiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, de manipular el proceso penal contra el priista Antonio Tarek, pues dijo que conocía de esa suspensión judicial y aun así emitió orden de aprehensión. Acusó al fiscal de ocultar información a la Sección Instructora.

Cabe destacar que incluso el priista Antonio Tarek promovió ante el Juzgado Décimo Primero de Distrito en Materia Administrativa un juicio de suspensión del proceso de desafuero en su contra, pero esa instancia reconoció la soberanía de la Cámara para realizar los juicios de procedencia y los juicios políticos.

Los diputados Juan Pablo Piña (PAN) y Omar Ortega (PRD) acusaron a los diputados del PRI de frenar el proceso de desafuero de su compañero, pues dijeron que las resoluciones de la Sección Instructora son independientes del Poder Judicial, por lo que Ramírez Nieto estaba obligado a presentar el dictamen correspondiente.

Sin embargo, la diputada priista Sandra Méndez atajó: éste no es un tema político, y lamento mucho que los diputados quieran hacer polémica y quieran manejar un tema o politizarlo. Éste es un tema meramente jurídico , insistió.

Cuestionado sobre si fue un proceso simulado por parte del PRI en la Sección Instructora, debido a que conocía desde el 26 de enero que Antonio Tarek Abdalá contaba con un amparo, el diputado presidente, Ricardo Ramírez Nieto, argumentó que era su obligación analizar las pruebas.

Incluso, acusó que el fiscal de Veracruz entregó a la Sección Instructora expedientes incompletos, sesgados y existen oficios en los cuales el propio fiscal reconoce que las carpetas siguen en investigación .

Ramírez Nieto aseguró que la intención del Fiscal veracruzano era que la Cámara de Diputados quitara el fuero a Antonio Tarek Abdalá para girar una nueva orden de aprehensión, y eso nos lo ocultó cuando vino a pedir el desafuero, porque él sabía desde un mes antes que estaba inmovilizado para proceder contra el diputado , aseveró.

El coordinador del PRI, César Camacho, dijo ayer: nosotros estamos en contra de la impunidad y también en contra de que se politice la justicia .