A través de la nueva ley se creará el registro nacional de víctimas y un sistema para supervisar los programas de apoyo

El salón Adolfo López Mateos de Los Pinos se llenó de forma inédita con personas que han sido víctimas de algún delito. Serios, pero con pancartas en mano y entre lágrimas, exigieron al presidente Enrique Peña Nieto justicia y acciones para encontrar a familiares desaparecidos, mientras el Jefe del Ejecutivo les consoló al notificar la publicación de la Ley General de Víctimas.

La Ley se publicó este miércoles, explicó Peña mientras mostraba un ejemplar del Diario Oficial de la Federación. La expedición de la ley fue congelada por el expresidente Felipe Calderón, quien presentó una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En el salón se encontraba el poeta Javier Sicilia, dirigente del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, quien saludó y platicó con Peña, pero no quiso sentarse a su lado, como lo marca el protocolo. El Presidente tenía a su lado izquierdo al Secretario de Gobernación, pero cuando Miguel Ángel Osorio Chong se levantó para emitir su discurso, Sicilia debía tomar su lugar.

Peña le dijo que se acercara, pero el poeta sólo emitió un gesto negativo, mientras el Mandatario le hacía señas de que no había problema. El asiento de Osorio Chong se quedó vacío.

En su oportunidad, Sicilia, vestido de mezclilla, chaleco y su sombrero característico, dijo que la publicación de la ley llega como un consuelo en medio de la noche, pero se necesita la creación del sistema nacional de atención a las víctimas, un sistema honesto, dotado de los suficientes recursos y personal para atender la enorme dimensión de la crisis humanitaria , de lo contrario, la ley será sólo letra muerta y una buena intención en medio del infierno.

Hay un tercer paso que dar, señor Presidente. No habrá suficiente justicia para los muertos si no recuperamos su memoria, sus nombres, sus historias, su presencia entre nosotros. El Movimiento por la Paz ha hecho ya, al respecto, una declaratoria: la creación del Memorial de las Víctimas de la Violencia en México en el centro mismo de lo que hoy es ese monumento mal llamado Estela de Luz , agregó.

Peña Nieto tomó la palabra mientras se mostraba una bandera de México con hojas pegadas de desaparecidos, fotografías de las víctimas y una manta de aproximadamente 2 metros en la que se leía: Demandamos mecanismos eficientes de personas e investigación en el país en coordinación con Centroamérica y Estados Unidos .

El Presidente entonces aceptó que la ley de víctimas recién publicada es perfectible y aún debe mejorarse, pero era urgente contar ya con un marco legal al respecto, porque hay un México lastimado por la delincuencia.

Instruyó al Secretario de Gobernación a encontrar un mecanismo de diálogo permanente con las organizaciones civiles y los agraviados por diversos delitos.

Hay miles de personas que han perdido a un ser querido, a sus hijos, esposos o hermanos. Hay miles de personas que han padecido los estragos de la violencia. El Estado no puede tener oídos sordos ante las voces de la sociedad (...) Encontrarán en este gobierno un oído que escuche y un brazo que apoye , exclamó.

En el salón, absolutamente lleno, se encontraba el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano. Por primera vez, luego de 12 años de gobiernos panistas, un dirigente perredista acudía a Los Pinos.

Bien valía la pena estar aquí acompañando a las organizaciones, a los distintos liderazgos con los que nosotros hemos compartido solidaridad (...) Es en mucho, esto, una bandera de la izquierda y no había la razón para la que tuviéramos que darles la espalda en aras de un prurito de no venir a Los Pinos , dijo.

También se encontraban el Procurador General de la República, el Rector de la UNAM, legisladores y el titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Frente a ellos, Osorio Chong advirtió: Ante quienes cometen delitos, que quede claro: aplicaremos la ley con todo rigor .

Al término de la ceremonia de publicación de la ley, que entrará en vigor en 30 días hábiles, el senador Roberto Gil y exsecretario particular del expresidente Felipe Calderón defendió al exmandatario al precisar que la controversia versó sobre la orden de publicación del Congreso y las observaciones a la ley, no sobre el contenido de la misma.

Al otro lado, Peña tardó en salir del recinto, mientras familiares de desaparecidos subieron al escenario con fotos de los desaparecidos: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos! , gritaban.

QUÉ ESTABLECE LA LEY GENERAL DE VÍCTIMAS:

  • Garantiza a los derechos de las víctimas que se detallan en la Constitución y en los tratados internacionales.
  • Establece un catálogo de derechos reconocidos a las víctimas y sus familiares y se incorporan medidas para restablecer el ejercicio pleno de sus derechos.
  • Se crea el sistema nacional de víctimas para establecer y supervisar los programas y acciones de apoyo a las víctimas entre los tres niveles de gobierno.
  • Se crea la comisión ejecutiva de atención a las víctimas como órgano vigilante y de control de la ley.
  • Contempla la creación de un órgano de asesoría jurídica federal de atención a familia de las víctimas para que los afectados cuenten con un profesional del derecho, que los represente y defienda legalmente.
  • Establece el Registro Nacional de Víctimas.
  • Se integra el Fondo de Ayuda de Asistencia y Reparación Integral, de donde se sacarán los recursos de apoyo a los afectados.

A LA NUEVA LEY

PIDEN ADECUAR PROCURACIÓN DE JUSTICIA

Organizaciones No Gubernamentales, nacionales e internacionales, reconocieron la firma de la ley de víctimas como un avance por parte del gobierno federal; sin embargo, debe garantizarse su aplicación, así como revisar los puntos débiles que presenta.

Al respecto, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que se unió a esta norma documentando casos y aportando insumos para la adopción de políticas de prevención, protección y reparación a las víctimas, calificó de alentador que el proceso de debate y adopción de esta ley en el Congreso de la Unión haya sido reivindicado entre los primeros compromisos públicos del nuevo Ejecutivo federal.

En tanto, Amnistía Internacional recordó a las autoridades que para garantizar una justicia verdadera es indispensable adecuar de forma integral el sistema de procuración de justicia y de seguridad pública; siempre con respeto a las normas internacionales de derechos humanos.

Mientras la impunidad siga siendo la norma en los hechos violentos en México, no será posible detener la proliferación de la violencia .

Por su parte, el empresario Alejandro Martí, director de la organización México SOS, dijo: Sabemos que toda ley es perfectible; sin embargo, nos preocupa que esta normatividad no alcance a cumplir con los objetivos en materia de derechos humanos .

El activista y empresario destacó que esta norma contiene debilidades como el hecho de que en diversas disposiciones se contrapone con principios constitucionales; únicamente contempla atender a víctimas del fuero federal y no considera la atención a víctimas de delitos perpetrados en el fuero común y no establece cómo deberán participar e incidir las organizaciones de la sociedad civil en el consejo. (Con información de Ana Langner)