Por unanimidad -109 votos-, el pleno de la Cámara de Senadores aprobó reformas a la Constitución que amplían el derecho a la salud, al incluir el acceso a cuidados paliativos multidisciplinarios en casos de enfermedades terminales, limitantes o amenazantes a la vida, y la utilización de medicamentos controlados.

El decreto, aprobado por mayoría calificada de votos, es decir con el aval de las dos terceras partes de senadores presentes, por tratarse de cambios constitucionales, fue remitido a la Cámara de Diputados para su revisión y eventual aprobación o modificación.

“Toda persona tiene derecho a la protección de su salud en condiciones de dignidad. La ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud, incluyendo los cuidados paliativos multidisciplinarios ante enfermedades en situación terminal, limitantes o amenazantes a la vida, así como la utilización de los medicamentos controlados y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución’’, cita la nueva redacción del párrafo cuarto del artículo 4 de la Constitución.

Miguel Ángel Mancera del PRD reconoció y agradeció el consenso logrado.

“Es un tema fundamental de los derechos humanos. Se trata de que las personas en la etapa terminar puedan, sin importar el nivel socioeconómico, tener el menor sufrimiento posible, que se pueda garantizar por parte del Estado y de ahí que la reforma esté incluida en el artículo 4º constitucional. Se trata de que el Estado mexicano atienda el dolor, el dolor que se genera precisamente en esa etapa, en la etapa terminal a la que todos vamos a llegar de una u otra manera. Todos y todas’’, dijo el senador perredista.

Al fundamentar el dictamen, el senador por Morena, Eduardo Ramírez Aguilar, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, explicó que dichos cuidados están reconocidos, expresamente, en el contexto del derecho humano a la salud y sustituyen un planteamiento que mejora la calidad de vida de los pacientes.

“La mayoría de las personas que necesitan los ciudadanos paliativos presentan padecimientos crónicos tales como enfermedades cardiovasculares, que representan el 38.5 %; cáncer, 34 %; enfermedades respiratorias, 10.3 %; sida, 5.7 %, y diabetes, 4.6 por ciento’’, comentó Ramírez Aguilar.

Muchas otras enfermedades que pueden requerir asistencia paliativa, abundó, son la insuficiencia renal, enfermedades hepáticas crónicas, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson y artritis reumatoide.

Refirió que en México, en el año 2015, se registraron 655 mil defunciones, de las que 13 %, que representa más de 85,150, fueron por cáncer.

Kenia López Rabadán (PAN), presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, explicó que la enmienda busca proporcionar a los enfermos crónicos o terminales y a sus familias las medidas y previsiones médicas y sociales que reduzcan al máximo posible su sufrimiento, velando por la calidad de vida del paciente.

Aclaró que los cuidados paliativos nada tienen que ver con la eutanasia o el suicidio asistido, cuya finalidad es terminar anticipadamente con la vida.

[email protected]