Este día entró en vigor el nuevo reglamento interior de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en el cual se oficializan cambios en la estructura de la dependencia. Entre éstos destacan ajustes a algunos puestos de confianza y dotar de institucionalidad a algunos puestos que no la tenían, así como justificar algunas áreas y cargos que no estaban en el reglamento anterior, pero que existían en la práctica y con sueldos.

El lunes 14 de junio se publicó en el Diario Oficial de la Federación este nuevo reglamento.

En el nuevo documento se oficializa la desaparición de la Subsecretaría para América del Norte y en su lugar se creó la Jefatura de Unidad para América del Norte, la cual será encabezada por Roberto Velasco, exdirector general de dicha región.

Con una amplia lista de funciones, destacan: analizar, revisar y presentar opciones de política exterior y participar en la planeación, el diseño, la ejecución y la evaluación de los programas de acción internacional, para los países y organizaciones de la región y para la región en su conjunto; evaluar las solicitudes de asilo político que sometan a su atención las representaciones de México en el exterior bajo su ámbito de competencia; emitir los lineamientos sobre asuntos políticos bilaterales en materia de límites y aguas internacionales con Estados Unidos, entre otras.

Aparecen la Dirección Ejecutiva de Diplomacia Cultural y Turística, cuya área encabezada por Enrique Márquez causó polémica hace algunos meses atrás porque no existía como tal en la estructura de la cancillería, así como la Dirección Ejecutiva de Estrategia y Diplomacia Pública.

En cuanto a direcciones generales, ahora ya no habrá una Dirección General para América Latina y el Caribe sino que se desprenden dos direcciones generales una para Centroamérica y el Caribe y otra para América del Sur.

También se crean la de Diplomacia Cultural; la de Diplomacia Turística y la de Prospectiva.

La Dirección General de Delegaciones, a cargo de Carlos Candelaria, cambia su nombre a Dirección General de Oficinas de Pasaportes.

La Dirección General de Protección a Mexicanos en el Exterior cambia su nombre por la de Protección Consular y Planeación Estratégica. Las direcciones adjuntas de Derecho de Familia y de Servicios Migratorios pasan a ser coordinaciones.

Desaparecen las Direcciones Generales de Promoción Económica Internacional y la de Relaciones Económicas Bilaterales para dar paso a la creada Dirección de Impulso Económico Global.