El presidente Felipe Calderón destacó el esfuerzo de su administración por mejorar la seguridad de los migrantes, al reconocer que las condiciones en que actualmente cruzan la frontera los ponen en una situación de alta vulnerabilidad.

En el marco de la recepción al presidente de El Salvador, Mauricio Funes, el mandatario mexicano afirmó que se trabaja para proteger de manera más efectiva la seguridad, la integridad y los derechos de los migrantes, no sólo con operativos, sino con reformas al marco legal.

En la escalinata de la Casa Miguel Alemán de la residencia oficial de Los Pinos, el Ejecutivo federal señaló que los migrantes, en su condición de ilegales, están expuestos a situaciones de violencia y abuso, "que a todos nos preocupan, a todos nos indignan y que tenemos la obligación de erradicar".

Recordó la anterior visita del mandatario salvadoreño con motivo de la tragedia ocurrida en San Fernando, Tamaulipas, y en la que murieron varios migrantes centroamericanos, entre ellos salvadoreños.

"Desde entonces, en México hemos incrementado nuestro esfuerzo para proteger de manera más efectiva la seguridad, la integridad y los derechos de los migrantes", destacó Calderón Hinojosa.

Dichas acciones, describió, integran tanto operativos federales para atender situaciones en las que se ven afectados por la criminalidad, así como cambios de fondo en el marco legal, rubro en el que destacó la reforma constitucional en materia de derechos humanos, así como las concretadas a la Ley de Amparo.

Resaltó asimismo la nueva Ley de Migración, "que son transformaciones que representan un verdadero punto de inflexión en la manera en la que nuestro país aborda el desafío migratorio".

En ese sentido, mencionó que ambos mandatarios adquirieron el compromiso de fortalecer la coordinación para avanzar hacia una migración más segura y respetuosa de los derechos humanos.

Describió aspectos de la nueva ley, como la figura del visitante, y la del derecho del migrante, "con la cual es posible dar a los migrantes en tránsito hacia terceros países, fundamentalmente Estados Unidos, la posibilidad de tener una estancia legal, temporal en México para que puedan llevar a cabo su propósito".

Sobre el Memorándum de Entendimiento sobre Cooperación en Materia de Atención a Comunidades en el Extranjero firmado este lunes, explicó que el objetivo es establecer mecanismos de apoyo conjunto a las comunidades de ambas naciones que se encuentran en terceros países, especialmente, en la Unión Americana.

"La idea es brindarles, de manera conjunta, asesorías, capacitación y apoyo para las organizaciones de actos y otras actividades en temas como salud y educación. Este Acuerdo refrenda la hermandad que existe entre salvadoreños y mexicanos, en cualquier lugar del mundo", indicó.

Ambos presidentes conversaron sobre la necesidad de alcanzar un mayor desarrollo compartido en los ámbitos comercial y económico, y destacó que a una década de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre los dos países, el intercambio pasó 300 millones de dólares en 2001, a 763 millones en 2010.

Calderón Hinojosa enfatizó en la importancia que tiene para México la presencia salvadoreña en el Mecanismo de Integración Profunda, Alianza del Pacífico, el Arco del Pacífico Latinoamericano, cuyo objetivo es abrir nuevos mercados para los productos de la región en el mundo, especialmente en Asia-Pacífico.

Por último, el mandatario deseó a Funes suerte en su gestión como presidente pro témpore del Sistema de Integración Centroamericana, cargo que asumirá el 1 de julio próximo.

APR