El secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, informó que seis exfuncionarios federales -actualmente en prisión fueron inhabilitados por 10 años por su acción u omisión durante la fuga en julio del 2014 de Joaquín el Chapo Guzmán.

Destacó que los elementos materiales de prueba no alcanzaron para investigar y sancionar al excomisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.

Informó que la sanción administrativa impuesta por la Secretaría de la Función Pública (SFP) es independiente del proceso penal que se les sigue a esos seis exfuncionarios por parte de la PGR.

Andrade precisó que las sanciones de 10 años de inhabilitación fueron impuestas para la excoordinadora de Centros Federales de Readaptación Social, Celina Oseguera Parra, por violaciones a diversas leyes.

También se sancionó con inhabilitación a Leonor García García, ex directora jurídica del penal del Altiplano, por no haber declarado el estado de alerta máxima cuando se detectó la fuga.

A Valentín Cárdenas Lerma, quien era el director general del Altiplano, porque omitió activar a tiempo el código rojo que le correspondía. Y a Roberto Cruz Bernal, exsupervisor penitenciario, por no actuar con diligencia y prontitud para activar el código rojo.