En Michoacán una mujer es detenida y obligada por las autoridades a someterse a un examen médico por efectuarse un aborto legal en el DF; hoy enfrenta cargos por homicidio. En Veracruz, una señora muere camino al hospital, pues en la clínica a la que acudió de emergencia al final de su embarazo no podían diagnosticarla porque no había termómetros. En el Estado de México una indígena vive a dos casas de su violador y enfrenta cargos de homicidio porque decidió suspender el embarazo.

Estos casos no son aislados. La salud reproductiva de las mujeres no es un tema prioritario en la agenda política, pese a que la mortandad materna es uno de los mayores retos del gobierno mexicano, advirtió Regina Tamés, directora de Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

Las mujeres continúan muriendo por causas que son totalmente prevenibles , agregó.

Para el 2015, el gobierno mexicano se comprometió, mediante los Objetivos del Milenio, a reducir 75% las cifras de mortalidad materna, pero la meta está lejos de cumplirse, explicó Regina Tamés.

El contagio de enfermedades de transmisión sexual aumenta en la población femenina, hay casi 700,000 embarazos adolescentes, los derechos a la salud reproductiva son un pendiente en la agenda, expresó la excandidata a la Presidencia de la República, Patricia Mercado.

El freno para impulsar que mejoren las condiciones para las mujeres en este rubro es que en las políticas de Estado se continúa percibiendo a la maternidad como un proceso femenino natural que no necesita mayor atención. Por ello no hay políticas especializadas en los sectores donde los entornos culturales no permiten cuidados. Mercado aclara que si las políticas públicas de salud fueran más sensibles, se podrían generar servicios acordes con los usos y costumbres en las comunidades indígenas.

El empoderamiento de las mujeres con respecto a sus derechos sexuales se brinda a través de la diseminación de información objetiva y científica: acceso a anticonceptivos, qué es la violencia obstétrica y cuáles son los mecanismos y vías para cuidar la salud, recomienda Regina Tamés.

Con ello se evita la violencia y la muerte de las madres, concluyó.

CASOS

ESTADO DE MÉXICO

A PASOS DE SU AGRESOR

Una mujer indígena del Estado de México tiene cuatro hijos y queda embarazada tras ser violada por su marido. Acude a las autoridades para interrumpir su embarazo, pero le niegan la atención. No puede mantener un pequeño más y decide tomar un medicamento que le provoca una hemorragia y acaba en el hospital. El médico se niega a revisarla hasta que ella confiesa. Hoy enfrenta un proceso penal y vive a tan sólo dos casas de su agresor.

Regina Tamés opinó que este caso muestra la preferencia de algunos médicos por denunciar al paciente antes que atenderlo.

MICHOACÁN

ACUSADA DE HOMICIDIO

Una joven michoacana acude al Distrito Federal en busca de un procedimiento seguro que le permita interrumpir un embarazo no deseado, luego de que su novio se negara a apoyarla en su decisión. Cuando regresa, su pareja la denuncia ante las autoridades. Fue detenida y obligada a someterse a un examen médico. El doctor determinó que se había practicado un legrado y fue acusada de homicidio.

La muchacha estuvo detenida durante todo el proceso hasta que su hermana presentó los documentos que hacían constar que la interrupción del embarazo se había efectuado de manera legal.

VERACRUZ

MUERE POR FALTA DE TERMÓMETRO

En Veracruz, una futura madre con 38 semanas de embarazo acude de emergencia a su clínica de salud. Tiene fiebre y un malestar generalizado.

La paciente fue rechazada porque el centro de salud no tenía un termómetro para medir su temperatura y proceder al diagnóstico. En otra clínica también la rechazan. Muere en una ambulancia, rumbo al hospital.

La familia pide una autopsia, pero las autoridades se niegan a realizarla. Hoy todavía demandan justicia.

ENTRE LOS PENDIENTES

23% de los embarazos culmina en nacimientos no deseados en México, de acuerdo con el Instituto Alan Guttmacher.

48.8% de las mujeres entre 15 y 19 años utiliza métodos anticonceptivos.

850,000 abortos espontáneos se atienden en el país cada año, según GIRE.

[email protected]