México.- Autoridades del Gobierno del Distrito Federal, a través de la Secretaría de Cultura, rindieron hoy homenaje a Miguel Hidalgo y Costilla, "Padre de la patria", por el 257 Aniversario de su Natalicio, mediante una ceremonia conmemorativa realizada en la Columna de la Independencia, en esta capital.

La ceremonia inició con los Honores a la Bandera, para después escuchar una pieza de música interpretada por la Banda de la Secretaría de Cultura, bajo la dirección del maestro Hermenegildo Espinosa Aveleyra.

"El motivo que hoy nos convoca en el monumento más emblemático de nuestro suelo mexicano, va más allá de ser un mero acto protocolario, es, en estricto sentido, una acción para honrar la memoria histórica de nuestra nación', afirmó Adrián Michel Espino, oficial mayor del Distrito Federal, en representación de Marcelo Ebrard, jefe de gobierno del Distrito Federal.

Recordó que cuando en la Nueva España gobernaba el cuadragésimo primer Virrey, Juan Francisco de Guemes, en 1753, a la mitad del siglo XVIII, también conocido como el siglo de la razón y la ilustración, nació Miguel Hidalgo y Costilla.

Añadió que la vida de Miguel Hidalgo fue marcada por acontecimientos e ideas independentistas: Las revoluciones estadounidenses de 1776 y la francesa de 1789, así como el pensamiento de los filósofos y políticos europeos, principalmente el de los franceses, como Rousseau y Voltaire.

Estas ideas tuvieron una influencia directa en el pensamiento de todos los países del mundo a fines del siglo XVIII, y especialmente en las colonias españolas, portuguesas, francesas y holandesas.

El funcionario anotó que esas ideas de carácter antimonárquico y anticolonialista, propugnaban por una efectiva democracia, impulsaban la definitiva e inmediata proscripción de la esclavitud y fincaban el derecho de todos los individuos a ocupar cargos públicos, independientemente de su raza y condición social.

De igual forma, consagraban el reconocimiento en todas las naciones del principio de soberanía, como un derecho inalienable que reside en el pueblo como medio para garantizar sus derechos individuales y políticos, refirió.

"A los 58 años de edad, el 30 de julio de 1811, Miguel Hidalgo moriría fusilado. Sin embargo, su muerte, antes que apagar la llama independentista, la alimentaría hasta la declaración de Independencia en 1821", recordó.

Tras el fallido imperio de Iturbide, abundó, se hizo patente la búsqueda por implantar un régimen novedoso y moderno para la nueva nación. Como lo reflejan los debates entre centralistas y federalistas del Constituyente de 1824.

Debate en el que el principal punto de controversia se suscitó en torno a la forma de gobierno que se debía instaurar, en la que los centralistas, de manera contradictoria, apelaban a un régimen políticamente libre de la Nueva España.

"Con estos principios como rectores de nuestros actos, honraremos la memoria de los héroes que nos dieron patria, y con la memoria y el ejemplo de nuestro Padre Hidalgo, lograremos que esta victoria, representada por un ángel -en referencia a la columna de la Independencia-, mantenga abiertas sus alas y continúe con su vuelo, sosteniendo en su mano derecha un laurel, como el emblema permanente que nos recuerda el imprescindible valor de la libertad', aseveró Michel Espino.

A continuación se realizó el depósito de ofrenda floral y guardia de honor a cargo de Michel Espino, acompañado por Guadalupe Lozada León, coordinadora de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la Secretaría de Cultura de esta capital.

Así como de Rosalba Ortiz Cabrera, representante de la Secretaría de Turismo del gobierno del Distrito Federal.

La ceremonia conmemorativa del 257 Aniversario del Natalicio de Miguel Hidalgo y Costilla, finalizó con la interpretación del Himno Nacional, a cargo de la Banda de Música de la Secretaría de Cultura y el Coro de la Ciudad de México, bajo la dirección de los maestros Hermenegildo Espinosa y Fernando Mejía.

BVC