Se llevó a cabo la reunión mensual del presidente Andrés Manuel López Obrador con padres y familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en la cual no se presentaron avances mayores de la investigación para conocer el paradero de los jóvenes.

A su salida de Palacio Nacional donde se llevó a cabo el encuentro, Vidulfo Rosales, abogado de los familiares, dio a conocer que aún no han sido enviados a la Universidad de Innsbruck; por ende, tampoco identificados los restos humanos hallados en municipios de Guerrero por parte de funcionarios de la Comisión de la Verdad y la Justicia del caso Iguala, que preside el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Alejandro Encinas.

“Es una reunión como la del mes anterior, en la que se presentaron algunos avances, y se hace una agenda mensual de reuniones, y la próxima sería el 5 de marzo con el presidente. Estarían ya más involucradas otras personas del gabinete para ir dando respuestas concretas al tema que se tiene.

“El tema que se puso hoy sobre la mesa es el que tiene que ver con la investigación de la búsqueda. Avances, no hay muchos”, admitió Vidulfo Rosales.

“Todavía no se mandan (los restos humanos), están en un proceso”. Detalló que por estar en cuevas, dichos restos deben ser descontaminados.

Vidulfo Rosales Sierra manifestó que el presidente Andrés Manuel López Obrador asumió nuevamente con ellos el compromiso de que este caso se esclarecerá y se sancionará a los culpables.

Ninguno de los padres de los estudiantes desaparecidos desde septiembre del 2014 accedió a dar declaraciones a los medios de comunicación, al indicar que tienen un compromiso de no dar detalles de los avances de las investigaciones.

El encuentro duró cerca de una hora y media. Participaron la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y el presidente de la Comisión para la Verdad y Justicia del caso Ayotzinapa, Alejandro Encinas, así como Ángela Buitrago y Francisco Cox, integrantes del grupo de expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Al inicio de su gobierno en diciembre del 2018, López Obrador se comprometió a reiniciar las indagatorias para dar con el paradero de los jóvenes, y autoridades como Alejandro Encinas desestimaron la investigación que se hizo en el anterior gobierno federal. El funcionario se ha comprometido a investigar a servidores públicos que incumplieron en sus responsabilidades del caso, pero a la fecha no se ha dado a conocer avance al respecto.

La Fiscalía General de la República se comprometió, asimismo, a avanzar sobre todo en las líneas que el gobierno anterior dejó pendientes.

politica@eleconomista.mx