Palo Alto, Cal. No más sangre. 40,000 muertos ¿Cuántos más? se leyó en la pancarta que exhibió una avioneta mientras el presidente Felipe Calderón se dirigía a graduados de la Universidad Stanford a quienes no les habló de la lucha por la seguridad que se libra en México, sino de la opresión del régimen priísta.

Durante muchas décadas ese sólo partido (el PRI) controlaba todo: lo que se le permitía decir a los medios, lo que debían enseñar en las escuelas, qué conciertos de rock se permitían. Cuando los estudiantes como ustedes protestaban eran masacrados. Muchos oponentes del régimen simplemente fueron desaparecidos , criticó.

Calderón Hinojosa hizo caso omiso a la avioneta que rodeó el estadio de Los Cardenales de Stanford. Incluso fue presentado como el Mandatario que ha enfrentado al crimen organizado en México y elogiado por esa lucha.

Pero el Presidente, ataviado con una toga negra, optó por pronunciar palabras de aliento a los estudiantes, referirse al PRI y hablar del cambio climático.

Mientras la pancarta (con la protesta 40,000 dead! How many more? ) recordaba el número de muertes a raíz de la lucha contra la delincuencia organizada, el Jefe del Ejecutivo refirió que durante muchos años en México se hizo lo que un partido quiso.

Dijo que su padre había iniciado en el PAN protestas para que en México hubiera democracia y falleció antes de que se diera la alternancia en la Presidencia.

Tras la historia, pidió a los universitarios que nunca dejen de perseguir sus ideales y manifestó: No teman en navegar en contra del viento y dedicar la ola de mediocridad que paraliza las mejores causas del mundo .

DISCURSO VERDE

Resguardado por miembros del Estado Mayor Presidencial y el Servicio Secreto de EU (algunos de ellos también con toga para pasar desapercibidos), hizo referencia al cambio climático. Reiteró que es posible romper el falso dilema que argumenta que no se puede crecer económicamente y preservar la naturaleza al mismo tiempo.

Estoy seguro de que ambas brechas pueden cerrarse al mismo tiempo , les dijo a los graduados, disfrazados como parte de un carnaval.

[email protected]