Los diputados federales Gerardo Villanueva Albarrán y Rodrigo Chávez Contreras renunciaron a la fracción legislativa del PRD en protesta, según dijeron, por suscribir el Acuerdo por México con el presidente Enrique Peña Nieto, el PRI y PAN.

En rueda de prensa, los legisladores identificados con el presidente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Martí Batres, quien también renunció a la fracción perredista, calificaron a la dirigencia nacional del PRD de "colaboracionista" con el nuevo gobierno federal.

Gerardo Villanueva comentó que el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, es del tipo de liderazgos que no se necesitan.

En contraste y en entrevista por separado, el también legislador del PRD, Fernando Belaunzarán, aplaudió la suscripción de dicho acuerdo y añadió: "si Peña Nieto se va a legitimar con los cambios democráticos, sociales y políticos que requiere el país, pues que se legitime, al fin y al cabo cambiamos al país para bien".

Identificó como opositores al acuerdo a aquellos perredistas que forman parte de la corriente encabezada por René Bejarano, y exigió que este último "estudie muy bien (el Pacto) y nos diga a qué se opone, o si sólo quiere echarlo por la borda porque él no estuvo en la mesa de negociación".

Gerardo Villanueva y Rodrigo Chávez (quien es el suplente de Martí Batres) aseveraron que con la firma del acuerdo se traiciona la lucha histórica de la izquierda en México.

Con su renuncia, la fracción legislativa del PRD en la Cámara de Diputados disminuirá de 104 a 102 el número de sus legisladores federales.

mac