La alcaldesa de la comunidad indígena de Chenalhó, Chiapas, Rosa Pérez, renunció este jueves tras enfrentar semanas de violentas protestas por supuesta corrupción que la obligaron a gobernar desde otro poblado, informó el gobierno del estado de Chiapas al reconocer que por ser mujer fue duramente perseguida.

Inmediatamente después de que Rosa Pérez ganó la elección, empezó a tener resistencias por ser mujer, porque en los usos y costumbres de algunos de los pueblos de Chiapas hay resistencia a que las mujeres tengan cargos de autoridad , informó a la prensa Juan Carlos Gómez Arana, secretario general del gobierno de Chiapas.

El funcionario confirmó que Pérez presentó este jueves al Legislativo local su renuncia (bajo la figura de licencia), luego de que sus adversarios políticos secuestraron y golpearon la noche del miércoles al líder del Congreso estatal, Eduardo Ramírez Aguilar, y a ?Carlos Penagos, diputado del Partido Verde Ecologista (PVEM), al que pertenece la ahora exalcaldesa.

Ambos legisladores acudieron a un diálogo en San Cristóbal de las Casas para buscar una salida al conflicto generado cuando fueron secuestrados por habitantes de la comunidad.

Como parte de una humillación pública, fueron vestidos con ropas de mujer y exhibidos en el centro de Chenalhó mientras que, conforme a los usos y costumbres indígenas de la zona, el síndico (legislador municipal) Miguel Santiz era nombrado nuevo alcalde. De su lado, el Congreso local ya ratificó a Santiz en el cargo.

Pérez, quien ante violentas protestas y la toma por parte de opositores de la sede municipal de ?Chenalhó se vio obligada desde marzo a gobernar desde San Cristóbal, ha explicado a medios locales que para abonar a la tranquilidad de su pueblo presentó su renuncia.

Rosa Pérez es acusada de actos de corrupción y de desvío de recursos.

De acuerdo con la agencia Quadratín Chiapas, luego de la renuncia de Rosa Pérez, un grupo de personas que la apoya se enfrentó con simpatizantes del nuevo presidente municipal, Miguel Santiz Álvarez.

El enfrentamiento dejó como saldo al menos una menor de edad, quien resultó lesionada con un proyectil en la frente.