El PAN en el Senado propuso establecer en la Constitución la prohibición de que, quienes estén sujetos a investigación por algún delito que atente contra la libertad y el normal desarrollo psicosexual de las personas, como hostigamiento, acoso o abuso sexual, estupro o violación, puedan ser candidatos a diputados federales, senadores y presidente de la República.

La iniciativa del albiazul se asimila a la presentada en la Cámara de Diputados por legisladoras de Morena, quienes promueven reformar el Código Penal Federal y la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en materia de prescripción de delitos contra la libertad y el buen desarrollo psicosexual.

Dicha propuesta consiste en establecer que la prescripción se interrumpirá en los casos en que el sujeto activo del delito obtenga un nombramiento como representante de elección popular o un cargo que requiera la realización de un juicio político, y reiniciará a partir del día siguiente a que haya terminado su encargo.

Así como que, en los casos de los delitos contra la libertad y el normal desarrollo psicosexual, y los previstos en la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Victimas de estos Delitos, que hubiesen sido cometidos en contra de una persona mayor de 18 años, la prescripción de la acción penal será igual al máximo de la pena prescrita para el delito que se impute.

Por su parte, la enmienda por el PAN en la Cámara Alta prevé un plazo de 60 días, contados a partir del día siguiente de la promulgación del referido cambio constitucional propuesto, para que las legislaturas de las 32 entidades federativas del país reformen las constituciones locales e incluyan esos mismos requisitos, que aplicarían para los candidatos a cargos de elección popular estatal y municipal como gobernador, jefe de Gobierno de la CDMX, alcaldes y diputados locales, entre otros.

rolando.ramos@eleconomista.mx