El expresidente de Colombia, Ernesto Samper expuso que México, al igual que el país andino podría crear una policía nacional para combatir el narcotráfico.

Si no hay una policía nacional -como es el caso de Colombia-, es muy difícil pensar en una efectividad, porque el Ejército va a terminar combatiendo a la población civil con todos los costos que ello implica".

Al terminar su ponencia, en el XXIII Simposio Seguridad, Retos y Perspectivas para la Economía de las Empresas organizada por el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, Samper comentó que la estrategia del gobierno mexicano en la lucha contra el narcotráfico ha sido la adecuada, sin embargo, involucrar al Ejército fue un acto 'desesperado'.

La decisión de involucrar al Ejército fue desesperada por no contar con otros efectivos mejor preparados en los temas de inteligencia o movilidad', dijo en entrevista.

En su opinión, involucrar al Ejército no es una decisión constitucional porque su función no es combatir fenómenos de delincuencia común, ya que no cuentan con la preparación y formación adecuada, ni tienen contacto con la sociedad civil para que esta lucha se haga con los menores costos posibles.

México requiere una política de Estado al enfrentar otro problema como el tráfico de armas en la frontera con Estados Unidos, mencionó.

Ante dicho escenario, reiteró que el país podría adoptar el modelo colombiano de aumentar las condenas a los narcotraficantes, extraditar a los delincuentes e implementar el modelo de extinción de bienes provenientes de acciones ilícitas.

Esta última medida, dijo, contribuye al combate del lavado de dinero que se realiza por parte del narcotráfico, ya que actualmente no se tiene un nivel adecuado del uso de los sistemas de bancarización.

apr