El diputado local Alejandro Robles Gómez anunció que en el Periodo Extraordinario de Sesiones de la Asamblea Legislativa se presentará el dictamen de retiro voluntario, a los 65 años, de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF).

El integrante de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia destacó que el objetivo de la propuesta es abrir paso a una nueva generación de juzgadores que traen la cultura de derechos humanos. En un comunicado, explicó que el magistrado que tenga 65 años podrá retirarse con 100% de su salario durante los cinco primeros años; después con 70%, que es también lo que se le daría a quien se retire a los 70 años.

El legislador perredista precisó que estos recursos serían del fideicomiso que el TSJDF tiene para retiros y jubilados, lo cual no le generaría alguna erogación a la ciudad.

Además, detalló que el objetivo del dictamen es reconocer a los magistrados que ya tuvieron una vida en el tribunal y es hora de que se dé oportunidad a los nuevos juzgadores.

Abundó que de aprobarse el dictamen tendrían la oportunidad de nombrar a los dos consejeros de la judicatura de los siete que le corresponde nombrar a la ALDF, y el eventual nombramiento de ocho magistrados, que es lo que se prevé.

Es una reforma profunda, ya que se habla de la nueva visión del dictado de justicia que se estaría incluyendo en el tribunal, manifestó Robles y adelantó que se plantea que no haya reelección en la presidencia.