Pachuca.- El procurador general de Justicia de Hidalgo, José Alberto Rodríguez Calderón, explicó que el cateo a una de las casas de campaña de la coalición "Hidalgo nos une", se originó tras una denuncia anónima pero legal.

" Descartamos cualquier indicio político, absolutamente. Este asunto no tiene ninguna vinculación política, es una reacción ante una denuncia anónima de tipo legal", acotó el funcionario en entrevista en el exterior de la casa de campaña.

El titular de la Procuraduría General del Estado explicó que en el operativo, en el que participaron casi 40 policías estatales, fueron detenidas dos personas porque se les encontraron armas de fuego.

" Lo que encontramos fueron dos personas armadas que portaban pistolas calibre .380 milímetros, obviamente si era una casa de trabajo, pues reiteramos, es sumamente raro que haya personas armadas adentro, razón por la cual se aseguró a un grupo de personas", detalló.

El procurador estatal dijo que 'los asegurados se encuentran en el Ministerio Público declarando a fin de que la corporación no se perciba como una instancia de coacción o que esté interrumpiendo el sano desarrollo de esta jornada'.

En este contexto, precisó, que existe una averiguación previa legalmente iniciada y además hay una orden de un juez autorizando el cateo.

Razón por la cual, dijo, "la acción de la Procuraduría no tiene absolutamente ninguna acción política y es eminentemente jurídica nuestra intervención".

A pregunta expresa de si ante una denuncia anónima que por supuesto genera "ruido" y apenas se hizo la noche del sábado siempre se actúa con esa rapidez. Rodríguez Calderón argumentó que en cualquier parte del país una denuncia debe ser investigada.

"Siempre se actúa así en Hidalgo, y ante denuncias anónimas en las cuales existe vinculación con hecho delictuoso siempre se actúa así de rápido".

Asimismo el procurador explicó que la persona que denunció señaló "que sus hijos le informaron a través de Internet que había un enfrentamiento en Actopan entre policías y delincuentes, y que la persona que denunció pensó que podría tratarse de esa circunstancia.

apr