Con un total de siete exhalaciones, incluyendo dos que lanzaron fragmentos sobre las laderas del volcán y diversos periodos de tremor de baja amplitud con 3 horas de duración, el volcán Popocatépetl mantuvo mediana actividad durante la madrugada.

Así lo detalla el más reciente informe del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y precisa que dichas exhalaciones estuvieron acompañadas de vapor de agua, gas y ocasionalmente pequeñas cantidades de ceniza.

Las exhalaciones de mayor importancia fueron a las 20:51 horas con incremento de incandescencia y emisión de cenizas hacia el noreste, lo mismo que la emisión de fragmentos incandescentes en las laderas del volcán, a 400 metros de distancia.

A la 01:17 horas de esta madrugada, se registró otra exhalación de similares condiciones.

Además, a lo largo de tres horas, durante la madrugada, se registraron diversos segmentos de tremor espasmódico y armónico, de baja amplitud.

El reporte indica que durante la noche se observó incandescencia sobre el cráter, que alcanzó un máximo de 300 metros de altura. La incandescencia se incrementó durante algunas de las exhalaciones mencionadas.

A las 7:00 horas, todavía se observaba la emisión continua de vapor de agua y gases que, debido a los vientos, sólo alcanzaba una altura de 200 metros sobre el nivel del cráter y se disipaba en dirección sur-sureste.

MIF