La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos ?(WOLA, por su sigla en inglés) y 11 organizaciones de derechos humanos internacionales y regionales exhortaron al gobierno mexicano a crear un mecanismo de seguimiento efectivo para la investigación de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El Grupo de Expertos enfrentó muchos obstáculos por parte del gobierno mexicano, lo que les impidió avanzar en la investigación. Para ser una herramienta eficaz, el mecanismo que México está negociando con la CIDH debe contar con la cooperación plena del gobierno mexicano , dijo Maureen Meyer, coordinadora principal del Programa de México en WOLA.

De no garantizar las condiciones mínimas para poder operar, el gobierno mexicano estará impidiendo nuevamente el trabajo de la CIDH alrededor del caso y mostraría su falta de voluntad para garantizar la verdad y la justicia para las víctimas , dijo Meyer. En una carta pública al presidente Enrique Peña Nieto, las organizaciones explican que, para dar seguimiento adecuado al caso, el mecanismo debe incluir: el mandato expreso de dar seguimiento a todas las recomendaciones del Grupo de Expertos en sus dos informes y a las medidas cautelares otorgadas por la CIDH; un equipo operativo de tiempo completo de al menos dos personas quienes deberían poder ingresar y permanecer en México sin limitaciones de tiempo; visitas periódicas por parte de la comisión, y el acceso pleno del equipo del mecanismo y al organismo multilateral a la información del caso.

Exhiben preocupación

En el documento exhiben preocupación sobre el retraso en establecer el mecanismo de seguimiento para la investigación de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, a más de dos meses del fin del mandato del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes. Solicitamos que el mecanismo se instale a la brevedad y cuente con los elementos mínimos establecidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) , demandan.

ana.langner@eleconomista.mx