El candidato presidencial de Morena, PT y Encuentro Social, Andrés Manuel López Obrador, pidió al gobierno federal que espere a que concluya el proceso electoral de sucesión presidencial, para que sea él quien renegocie el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El candidato argumentó que no hay una buena relación entre el presidente Enrique Peña Nieto, y su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, lo que quedó evidenciado –dijo- con la cancelación del encuentro que ambos tendrían. Añadió que esa situación provoca que tampoco haya buena representación por parte del equipo negociador de México que participa en las rondas de negociación.

“Lo mejor es que nos esperemos a que pase la elección presidencial de nuestro país, que la renegociación del tratado se lleve a cabo después de las elecciones presidenciales de México, para que participemos, porque no queremos que se haga una mala negociación.

“No hay una buena representación, están muy debilitadas las autoridades y es conveniente que ahora no se lleve esa negociación, porque hay mucha prepotencia del otro lado. Es mejor esperar a que se termine el proceso electoral y entendernos en buenos términos con el gobierno de Estados Unidos”, comentó.

Entrevistado en Coahuila, donde se reunió con bases de Morena, Andrés Manuel López Obrador aseveró que ya ha habido varios desencuentros entre los gobiernos de ambos países, por lo que mencionó que en caso de continuar las rondas de negociación se corre el riesgo de que se firme un convenio que no beneficie a México.

“No es buena la relación actual, hay muchos desencuentros, ni siquiera pudo ir el presidente Peña Nieto a Estados Unidos. No quiero opinar sobre quién fue el que canceló, de quién fue la culpa, no me quiero meter en eso, (pero) es evidente, es de dominio público que no son buenas las relaciones, no es el mejor momento para llevar a cabo la renegociación del tratado.

“Si se apresuran las cosas se puede firmar algo que no convenga a México, y entones eso si dañaría bastante. Es mejor actuar con prudencia. Nosotros estamos a favor del TLC, no lo rechazamos, sólo queremos que sea un trato justo, equitativo, que no se perjudique a los sectores económicos de México, y que no se perjudique a los trabajadores migrantes, nosotros no queremos muros, no queremos persecución de nuestros paisanos en Estados Unidos, queremos que se respeten los derechos humanos. Vamos a convencer a Donald Trump”, dijo.

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia dijo en caso de ganar las elecciones del próximo 1 de julio, tendrá una relación de amistas y respeto con el gobierno de Donald Trump, pero que se traduzca en beneficios para México.

“Va a haber una relación de amistad con el gobierno de Estados Unidos, y de respeto mutuo, y se tiene que fincar nuestra relación en la cooperación para el desarrollo; vamos a convencer al gobierno de Estados Unidos que los problemas no se resuelven con muros ni con el uso de la fuerza, que necesitamos ponernos de acuerdos para que se impulsen actividades productivas en México, que haya empleo, para que de esta manera se pueda atemperar el fenómeno migratorio y de la seguridad”, comentó.

jmonroy@eleconomista.com.mx