El candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, lidera las preferencias rumbo a las elecciones de julio con un 47% de las intenciones de voto y con una cómoda ventaja de 18 puntos frente a su contendor más cercano, reveló una encuesta.

El triunfo de Peña Nieto significaría el regreso al poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México por 71 años hasta el 2000 a menudo entre acusaciones de corrupción y autoritarismo, pero que ahora es visto como una opción en la lucha contra la ola de violencia que ha golpeado la imagen del actual Gobierno.

La encuesta, efectuada por la consultora BGC y publicada por un diario de circulación nacional, coloca en el segundo lugar de las preferencias a la candidata del Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, con 29 por ciento.

En tercer lugar está el aspirante de una coalición de partidos de izquierda Andrés Manuel López Obrador, con 23 por ciento.

Este sondeo sigue a otro divulgado el jueves pasado que mostró una distancia bastante más corta, de 7 puntos porcentuales, entre el puntero y la candidata del partido de gobierno y por primera vez una diferencia de un sólo dígito entre ambos.

Mientras que estuvo en línea con una encuesta de Consulta Mitofsky del 23 de febrero, que dio a Peña una diferencia de 16 puntos respecto a Vázquez.

Analistas han observado que muchos votantes perciben al PRI como más eficaz en el gobierno para lidiar con la violencia ligada con el narcotráfico, que ha dejado más de 50,000 muertos desde que el presidente Felipe Calderón asumió y decidió lanzar un combate frontal a los cárteles.

La encuesta de la consultora BGC fue realizada a 1,800 personas del 23 al 27 de febrero y tiene un margen de error de +/-2.4 puntos porcentuales.

México celebrará elecciones presidenciales el 1 de julio para decidir quién sucederá a Calderón por un periodo de seis años. En el país no existe la posibilidad de reelección.

MIF