El Partido Revolucionario Institucional, a través de Enrique Peña Nieto, regresó hoy a Los Pinos, tras 12 años de haber dejado de gobernar este país.

De manos del presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Murillo Karam –quien será Procurador General de la República durante su gobierno- Peña Nieto recibió la banda presidencial que minutos antes había entregado el panista Felipe Calderón.

En una ceremonia que duró unos cuantos minutos, legisladores de las izquierdas lanzaron al aire billetes de papel durante el paso del mexiquense, en señal de protesta en contra de la asunción de Peña Nieto al poder para el periodo 2012-2018.

Tras el posicionamiento de partidos políticos, el Congreso de la Unión abrió un receso para la asunción de Peña. El primero en arribar fue Felipe Calderón, quien fue vitoreado por los legisladores de su partido, el PAN.

Felipe, Felipe… , Muy bien, Felipe, muy bien… , gritaron en señal de apoyo los de su partido.

En la mesa central se sentaron el presidente de la Suprema Corte, Juan Silva, los líderes del Congreso, así como Peña y Calderón, quien antes de entregar la banda presidencial, la besó.

Al mediodía de este sábado Peña Nieto ofrecerá un mensaje desde Palacio Nacional, donde acudirán sus invitados especiales.

CONTINÚAN PROTESTAS EN SAN LÁZARO

Las protestas en las inmediaciones de la Cámara de Diputados comenzaron desde la mañana de este sábado y, con el paso de las horas, se han registrado más de una veintena de heridos, uno de ellos de gravedad.

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) también informó el secuestro de un camión de basura y lo estrellaron contra vallas metálicas en las inmediaciones de San Lázaro; sólo dicho acto dejó siete heridos.

Dentro del recinto, diputados de la izquierda de México abuchearon y lanzaron consignas en contra del Presidente de México

mac/klm