A casi cuatro años de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa las investigaciones que apuntan a la participación de militares y otras autoridades civiles sigue sin profundizarse, señala el Informe de Balance de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Este lunes, alrededor del medio día, la CIDH a través del Mecanismo Especial de Seguimiento al Asunto Ayotzinapa (MES), presentará en la escuela normal rural Isidro Burgos, de Ayotzinapa Guerrero, su informe sobre la situación que guardan las investigaciones sobre la desaparición de los normalistas en septiembre del 2014.

En dicho documento la CIDH enfatiza que de los nueve números telefónicos pertenecientes a los estudiantes desaparecidos que registraron actividad la noche del 26 de septiembre "al menos uno de ellos" se encontró en posesión de un funcionario de seguridad pública estatal de Guerrero, lo cual no ha sido investigado por lo que hace un llamado a que se investigue con celeridad.

Asimismo el informe que se presentará junto a familiares de los normalistas, señala la posible participación de elementos de la Policía Federal por lo que llama a que se analisen las actividades que tuvieron los elementos de dicha corporación en la estación de Iguala. 

En específico se pide averiguar y resolver la cadena de mando que ordenó la movilización de los elementos de la Policía Federal asentados en la estación de Iguala "en momentos críticos de la investigación".

Por su parte sobre la participación de militares, la CIDH señala que se debe esclarecer las contradicciones que presentaron las declaraciones de elementos pertenecientes al Batallón 27 y el material fotográfico en poder de los mismos que registran la detención de los estudiantes desaparecidos.

Además de que se solicita que se investiguen los presuntos nexos de diversos elementos del Batallón 27 con el crimen organizado a través del tráfico de armas o incluso parentesco de algunos con líderes del Cártel Guerreros Unidos.

"Las declaraciones deben ser contrastadas con otras declaraciones, con análisis telefónicos y con información que proviene de líneas de investigación respecto de narcomantas", precisa la CIDH en su informe.

rrg