La visita que el papa Benedicto XVI realizará entre el 23 y 26 de marzo al de Guanajuato es un "mensaje de paz y esperanza" para un país azotado por la violencia ligada al narcotráfico, dijo el domingo el arzobispo primado de México, Norberto Rivera.

La visita de Benedicto XVI, la primera que realiza a este país, es un "mensaje de paz y esperanza en el México que está en sufrimiento", dijo Rivera durante la homilía en la Basílica de Guadalupe.

México afronta una ola de violencia ligada al narcotráfico que ha dejado más de 50,000 muertos en los últimos cinco años como resultado de enfrentamientos entre cárteles, operativos antidrogas y asesinatos de civiles ajenos al crimen.

Benedicto XVIL visitará tres ciudades de Guanajuato, distrito seleccionado debido a que la altura de Ciudad de México podría ser perjudicial para el sumo pontífice.

El máximo jerarca de la Iglesia católica llegará al estado de Guanajuato el próximo viernes 23 y al día siguiente será recibido por el presidente Felipe Calderón, además de un evento para saludar a los fieles católicos.

Para el 25 de marzo tiene previsto encabezar una misa masiva y por la tarde brindar una oración pública. El 26 de ese mes partirá hacia Santiago de Cuba.

Su antecesor, el fallecido Juan Pablo II, inició su papado en 1979 con un viaje a México, nación que visitó en cinco ocasiones.

klm