Guadalajara.- El precandidato del PRI al gobierno de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, aseguró que su campaña tendrá un "blindaje", para evitar la infiltración de recursos provenientes del crimen organizado.

"En Jalisco el PRI propondrá un modelo de blindaje contra la infiltración del narcotráfico, donde incluso los ciudadanos puedan revisar cuáles son los recursos económicos en las campañas, su origen, en qué se aplican, para que exista claridad y transparencia en las campañas", destacó.

"Vamos a cerrarle la puerta de tajo al crimen organizado en las campañas políticas", expresó en entrevista con Notimex el alcalde con licencia de Guadalajara.

Aseguró que dicho modelo verificará que todos los candidatos a cargos de elección popular del PRI, desde aspirantes a regidor, alcalde, hasta diputado federal y gobernador no tengan ningún nexo o financiamiento con recursos de procedencia ilícita.

Sin embargo, Sandoval Díaz dijo que no se descarta que en la elección por la gubernatura de Jalisco "se reedite una 'guerra sucia' en contra del PRI, como la que ocurrió hace seis años y que hizo triunfar por un mínimo margen al PAN".

"Nosotros en el PRI estamos a favor de una campaña con contenido, propuestas y claridad para resolver los problemas de Jalisco, a diferencia del PAN, que al no tener propuestas lo sustituyen con æguerra suciaÆ, con descalificaciones y mentiras, que es lo único que tienen en su agenda electoral", aseveró.

El aspirante priista aseguró que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) "está listo para recuperar el gobierno de Jalisco" después de casi 18 años de administraciones panistas.

Tenemos la mejor plataforma, propuestas, candidatos y un clima favorable para el PRI'.

"Si nos mantenemos cerca de la gente, si abanderamos su propuesta, este año Jalisco se vestirá de tricolor", insistió.

Por otra parte, celebró que la bancada del PRI en la Cámara de Diputados haya elegido Jalisco para realizar su reunión plenaria previa al inicio del periodo ordinario de sesiones, para "arropar" las candidaturas al gobierno estatal y al Congreso de la Unión.

MIF